domingo, 9 de febrero de 2014

Prolifera la red social y con ella el grooming, phising y ciberbullying

En un entorno cada vez más digitalizado, no es novedad que las personas se conecten ininterrumpidamente a internet para disfrutar de sus ventajas, sin embargo algunos obvian los peligros que rodean a esta herramienta.

El grooming, el phishing y el ciberbullying, son solo tres de los peligros que emergen de la red.

El primero, grooming, (término inglés que significa acicalar) sucede cuando una persona adulta entabla una amistad con un menor de edad, a través de las redes sociales, para obtener satisfacción sexual.

Según el psicólogo Marco Antonio Tapia, el acosador ejerce un control emocional del niño, con la intención de preparar su terreno. “Este caso habitualmente deriva en pornografía infantil e incluso abusos físicos”, agrega Tapia.

Las personas pueden identificar este problema de acuerdo a sus tres fases.

La primera es de amistad, es decir cuando el agresor toma contacto con el menor para conocer sus gustos. La siguiente fase es de relación, durante esta etapa el menor confía plenamente en el agresor.

En la última etapa el acosador logra sus objetivos y obtiene fotografías y videos pornográficos del menor.

Para evitar esta situación, Tapia da dos recomendaciones: no aceptar la amistad de desconocidos y que los padres controlen periódicamente las cuentas de sus hijos.

MÁS PELIGROS Un segundo riesgo del internet es el phishing, término informático que tiene que ver con la suplantación de identidad.

Los hacker envían correos electrónicos asumiendo la identidad de bancos, para obtener datos confidenciales y robar dinero de la cuenta. Para no caer en esta trampa se recomienda no proporcionar datos confidenciales por internet.

El ciberbullying es otro peligro latente de la red y no es más que un acoso psicológico entre compañeros de colegio.

Los acosadores suben videos y fotografías de la víctima y lo ridiculizan.

Se recomienda denunciar a los responsables y que la unidad educativa reprima ese tipo de conductas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada