sábado, 5 de julio de 2014

Secretos de Facebook: 4 formas en las que usa tu información

A estas alturas, todos estamos prácticamente siguiendo la corriente sobre Facebook y entendemos que no importando cuán protegidas estén nuestras opciones de privacidad, existe cierta cantidad de datos que estamos dando a nuestros señores de los medios sociales con cada clic que le damos al ratón.

Bien. Como sea. Es el precio acordado que pagas por poder volver a comunicarte con tu mejor amigo que has descubierto desde que se fue del país.

Pero parece que incluso aquellos que son generalmente ambivalentes sobre el lado impropio de Facebook se molestaron cuando se enteraron que esta semana el sitio social había manipulado intencionadamente las noticias de los usuarios en el 2012, como parte de un experimento para ver si se podía influir en sus emociones. No sorprende descubrir que haya salido mal el hecho que Facebook convirtiera en secreto a sus usuarios en ratas de laboratorio. Para nada.

El investigador de Facebook que dirigió el proyecto ya ha expresado algunas disculpas al respecto. Pero el "experimento de estado de ánimo" es sólo una de las varias cosas que Facebook hace sin que la mayoría de sus usuarios tengan conocimiento.

Estas son algunas más:

1. Tus imágenes valen más que mil palabras.

Cuando subimos una imagen a Facebook, estamos compartiendo mucho más que una foto de una fiesta de cumpleaños o las vacaciones. Cada foto está repleta de datos EXIF: información incrustada que puede incluir cosas como qué tipo de cámara has utilizado, la configuración de las fotos y, posiblemente, tu ubicación precisa a través por GPS.

Sumado a que gracias a la tecnología de reconocimiento facial de Facebook, de repente, le estamos dando a sus servidores (y quienquiera que pague por tener acceso a ellos) datos valiosos sobre qué gente va a dónde, en qué momento y con quién.

2. Facebook lo sabe todo y nunca lo olvida.

En Europa, donde hay más regulaciones para proteger la privacidad, dos personas fueron capaces de solicitar y recibir datos de Facebook, encubriendo todo lo que la empresa sabe sobre ellos. Uno de los informes tenía 880 páginas – lo cual tiene sentido, tomando en cuenta que contenía datos sobre al menos 57 tipos diferentes de acciones, entre ellas:

- Todas las solicitudes de amistad que el usuario alguna vez recibe, incluidas las que fueron rechazadas.

- Qué dispositivos usó el usuario para iniciar sesión en Facebook – y otros usuarios que se registraron usando el mismo dispositivo.

- Todas las actualizaciones de estado de los usuarios, incluyendo las que fueron eliminadas.

-Todas las conversaciones de chat, las cuales dice Facebook que no elimina.

3. Anteriormente: seguimiento en línea. Actualmente: seguimiento fuera de línea.

Facebook necesita convencer a sus anunciantes actuales y potenciales que la publicidad en su sitio aumentará las ventas. Así que, descubrieron una manera de comprobar si vas a comprar las cosas que ves anunciado en Facebook, ya sea en línea o de forma tradicional, mediante la colaboración con los servicios minoristas de datos, al igual que Datalogix.

Estos socios de servicios con varios minoristas y Facebook realizan referencias cruzadas de la información de los clientes de los minoristas con la suya -por ejemplo, identificando la misma dirección de correo electrónico- para ver quién está comprando qué. Los datos son anónimos, por lo que Facebook no ve su nombre. Pero ellos (y los anunciantes) ven si al final terminaste comprando esa pasta dental que viste anunciada en su servicio de noticias.

4. Cerrar Facebook no te hace invisible

¿Interesado en el camping? ¿Has visitado algún sitio embarazoso que prefieres que tu pareja y amigos no se enteren? Bueno, es algo que Facebook no juzga, porque ellos ya saben todas estas cosas.

Ellos mantienen un registro de 90 días de todos los lugares donde has estado en línea que cuentan con uno de los plug-ins de Facebook para que, en sus palabras, "te muestren una experiencia personalizada en ese sitio". Y ellos no sólo saben dónde has estado en línea, sino cuándo has estado allí y desde qué dirección IP has visitado -incluso si no estás en Facebook en ese momento. Algunos usuarios también han descubierto que el seguimiento continúa incluso cuando han cerrado la sesión por completo. Facebook ha dicho que está tratando de arreglar eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada