jueves, 22 de mayo de 2014

El ‘braggie’ inunda las redes

En el universo 2.0 aquello de ‘disparar’ a tus contactos con tus ‘selfies’ ya es cosa del pasado. Hoy las fotografías que inundan las redes sociales se llaman ‘braggie’ (de brag, que significa presumir). El término hace referencia a la manía tan de moda de subir fotos a las redes sociales para fardar ante todos tus contactos.

Puede ser porque estás en primera fila de un concierto con las entradas agotadísimas, tomándote un cóctel en una zona VIP, o tu linda pedicura con un horizonte paradisíaco, disfrutando de unas vacaciones en la playa.

El objetivo está claro: poner verdes de envidia a todos nuestros contactos, por eso la red favorita para subirlas es Facebook.

¿Cuestión de competividad?

En una era en la que la competitividad se lleva al límite, mostrarle al mundo lo apasionante que es nuestra vida se ha convertido en toda una obsesión. Por eso muchos internautas reconocen abiertamente que seleccionan las fotos que eligen antes de compartirlas.

En concreto, 7 de cada 10 afirman que sacan varias instantáneas y luego suben la mejor. Este proceso incluye una edición rápida para quitarse kilos o borrar granos. Siendo así, una persona normal en un domingo normal puede encontrarse con enésimas fotos de desayunos, cafés con espumas artísticas en brunchs… y es que las fotos de desayunos y pedicuras causan furor.



Una tendencia peligrosa

Poniendo los pies en el suelo, los expertos no se cansan de repetir que postear una foto en las redes sociales mostrando al mundo que estás en la playa es como gritar a los cuatro vientos que tu casa está vacía (y además, tienes dinero). Por ello, es importante ajustar tu configuración de seguridad de las fotos para que solo puedan verlas tus amigos más cercanos, y solo ellos. Y piénsalo dos veces antes de compartir tu vida con el mundo entero.



DELATADORES NÚMEROS

Un estudio realizado por Hotels.com sobre una muestra de 2.000 ciudadanos en Reino Unido revela que:

- 5.4% millones de británicos suben fotos de sus vacaciones o escenas envidiables a los 10 minutos de haber llegado. Sacar la foto apenas se entra a una fiesta exclusiva y postearla es otro clásico (que quede constancia que estamos allí).

- 25% Sube la foto a lo largo de la primera hora y el resto tardará 174,5 minutos (puede ser porque no tenemos acceso a Internet).

- 39% De los encuestados confiesa abiertamente postear ‘braggies’ para darse importancia, llamar la atención y recolectar fama y palmaditas digitales en la espalda en forma los codiciados ‘likes’. De ahí que las fotos más frecuentes sean escenas playeras o piscineras (el 43%) o tomando un cóctel (12%).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada