sábado, 7 de septiembre de 2013

Redes sociales aliadas de las microempresas locales

El 84 por ciento de las personas latinoamericanas usa el internet para buscar servicios y productos, sin embargo sólo el 20 por ciento de las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) de la región tiene presencia en internet. Estas cifras hacen que los empresarios del país empiecen a considerar a las redes sociales como sus aliadas.

Un ejemplo local de esta incursión en las redes sociales se evidencia en la empresa familiar denominada “manos de azucar”. Se trata de una pastelería que -para llegar a sus clientes- optó por crear un cuenta en facebook.

Los propietarios reciben solicitudes -por este medio- del tipo de pastel que imaginan sus clientes y “manos de azucar” lo hace realidad. En su galería fotográfica se puede apreciar imágenes de tortas que replican a una gama de personajes de películas y series reconocidas en el ámbito mundial.

Al igual que esta, existen otras empresas emprendedoras en el departamento que difunden información sobre sus servicios, tal es el caso de las empresas de ropa.

Por ejemplo, la Romané Boutique, es un empresa que importa prendas de vestir y las comercializa en galerías reconocidas de la ciudad, no obstante -con la intención de llegar a más clientes- los propietarios de este negocio crearon un grupo en el Facebook para difundir fotografías de sus prendas de vestir más destacadas y para recibir pedidos.

El rubro de la orfebrería, también es un claro ejemplo del uso de este tipo de herramientas por parte de las empresas. Al igual que la boutique previa, estos pequeños empresarios aprovechan el exceso de fotografías que Facebook permite subir para promocionar sus joyas, anunciar sus próximas mercaderías e incluso ofertar.

Los empresarios que usan estas herramientas, además de ganar más clientes, posesionan su marca a nivel nacional e internacional porque les permite difundir información sobre el perfil de la empresa, a clientes que están más allá de las fronteras.

Cómo llevar una Pyme a las redes sociales


La fuerza económica de nuestro país se basa casi en un 80 por ciento en el trabajo de las Pymes (pequeñas y medianas empresas) y desde esta perspectiva, la característica fundamental es el emprendimiento. Hay una gran cantidad de personas con talentos varios que se dedican a diferentes rubros y que día a día buscan nuevos espacios para promocionar sus productos o servicios y para ello, diferentes organizaciones proponen ferias, espacios o cursos para poder generar esta nueva dinámica.

Dicté hace unos días un taller de Social Media en la Cámara de Comercio de Cochabamba para un público totalmente variado: empresas relacionadas con muebles, flores, helados, viajes e incluso oferta para retiros espirituales tomaban nota de las cifras de uso de redes sociales en Bolivia. Pero, el punto fundamental fue cuando, a modo de ejercicio, debían responder por escrito: “¿qué es lo que busco en Facebook para mi organización?”.

Precisamente, este es el punto de partida para cualquier estrategia en redes sociales. La parte técnica es simple una mecánica adicional, pero lo fundamental es saber qué estoy buscando como Pyme para poder medir ese objetivo a futuro. En ese sentido, una de las respuestas más recurrentes es “buscar nuevos mercados” o “difundir mis productos” sin embargo, ese es un objetivo de marketing que debe estar supeditado por un objetivo de comunicación: “encontrar, conocer y vincular con la comunidad que se genera alrededor de mi marca”.

No es casual que el administrador de un perfil se denomine “Community Manager”, es decir, el administrador de una “comunidad”. Por lo tanto, la regla fundamental para una Pyme (y que aplica para casi todas las marcas) es que “las redes sociales no son sobre tu producto, sino sobre la gente… si la gente se siente a gusto con tu producto, ellas mismas difundirán sus beneficios”. En esta línea, un error recurrente en un perfil es publicar constantemente ofertas y promociones sin conectar emocionalmente con el usuario. La gente no quiere spam. Al contrario, busca en las redes sociales, vínculos emocionales de diferente índole, por lo tanto, habla con ellos con afecto, dales una felicitación en su cumpleaños, comenta en sus estados frecuentemente, conversa sobre los temas del día a día (trabajo, estudios, diversión) y cuéntales que tu marca tiene una visión interesante de la vida.

No se trata de publicar 4 veces al día y esperar resultados al día siguiente, sino de crear una comunidad en torno a un producto y servicio.

Por ejemplo, puede pedirles que suban fotos usando sus productos, o comentando situaciones, anécdotas particulares para que pueda bonificarlos de alguna forma. Las redes sociales están basadas en personas, y el factor fundamental de este tejido es la comunicación, no el marketing. Por eso, si es capaz de integrar el factor comunicacional de manera hábil en sus publicaciones con un sentido de marketing tendrá éxito en ello.

Un ejemplo pequeño para graficar. Esta pastelería Manos de Azúcar es un emprendimiento realizado por 1 persona que gestiona desde Facebook los pedidos que llegan como mensajes. Publica regularmente mensajes asociados con sus productos. Por ejemplo, un pastel con la forma de una cámara fotográfica dice algo como “La memoria no guarda películas, guarda fotografías”. Otra foto de un pastel con forma de corazón dice “Septiembre, un mes para estar enamorados”. Nunca menciona los precios ni tampoco refiere a ofertas o descuentos. Le habla a su público dándole mensajes esperanzadores. Una suerte de “coaching digital social” que a tiempo actual, sólo con este perfil le permite realizar varios pedidos a la semana. Puede ver su perfil en ww.facebook.com/ManosdeAzucarBO y ver que todo, en redes sociales, es sobre la comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada