domingo, 30 de noviembre de 2014

Video Street View llegó: podremos visitar Bolivia desde la ‘compu’



El viernes, los autos de Google Street View comenzaron a tomar fotos en Santa Cruz de la Sierra. Es el primer paso para que la ciudad pueda ser visitada en cualquier computadora desde cualquier lugar.

Basta ingresar al sitio de Google Maps para visitar cualquiera de las ciudades que ya fueron fotografiadas en todo el mundo: París, San Pablo, Los Ángeles.

“No podemos revelar cuántos autos están haciendo el trabajo”, explica a EL DEBER Maite Iturria, gerente de Street View Latinoamérica, desde su oficina en Buenos Aires. “Es por motivos de seguridad de nuestros conductores”, dice.

Por lo general, los vehículos de Street View son bien recibidos. No faltan las personas que saludan o se toman fotos con los vehículos, y hasta hay quienes intentan dejar registrada alguna protesta o quizá alguna situación graciosa. Aparecen personas disfrazadas y animales en posturas curiosas. Hay varias páginas con las fotos más raras captadas por estos vehículos en diversas ciudades.

En el Parque Urbano
No se puede entrevistar a los conductores ni tomar fotos del interior de los autos. Son reglas que pide cumplir Google. Apenas se puede ver que hay una computadora conectada a las cámaras del techo, que captan las imágenes de cada rincón.

Desde Buenos Aires, se coordinó una hora específica con el equipo de Bolivia para tomar fotos. Finalmente, el auto apareció en el Parque Urbano, con su enorme juego de cámaras montadas en el techo.
Estos ojos registran todo.

Perros, árboles, vehículos, grafitis, basureros... todo puede ser visto por quien desee desde una computadora.

Por eso, Google debe completar esta primera fase difuminando los rostros y las placas de los vehículos, que son los rasgos que permiten la identificación de personas y actividades.

No a todos les gusta ser sorprendidos saliendo de ciertos lugares. Hubo reclamos por la intromisión en la privacidad de las personas, aunque lo que registran los vehículos está en la vía pública, al alcance de cualquiera que esté pasando por ese lugar.

Claro que es poco lo que escapa a los 15 lentes que captan imágenes en diferentes direcciones, tres láseres para medir las distancias que hay entre el auto de Google y los objetos, y la de los objetos entre sí.
No hay una fecha definida para que las imágenes estén disponibles, porque el trabajo de difuminar o ‘pixelar’ los rostros y las placas de los vehículos suele ser prolongado.

Google debe también quitar escenas inapropiadas, como las que tienen demasiada violencia o desnudos. Cuando todo eso esté listo, se podrá visitar el barrio de la infancia usando una computadora
Valoración de la noticia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada