miércoles, 9 de marzo de 2016

Google gana la primera partida de máquina contra humano

El programa de inteligencia artificial AlphaGo de Google venció este miércoles al surcoreano Lee Se-dol, campeón mundial del juego de estrategia "go", en la primera de las cinco partidas de máquina contra humano en el conocido como "ajedrez oriental".

La poderosa máquina de Google derrotó a Lee, de 32 años y considerado el número uno mundial al haber ganado los principales títulos internacionales, a los 186 movimientos y tras casi tres horas y media de partida en un céntrico hotel de Seúl.

Durante la partida los comentaristas calificaron como "inusuales" algunos de los movimientos de AlphaGo, que sin embargo se fue haciendo con el tablero hasta acorralar al surcoreano.

De este modo el programa de Google toma ventaja ante Lee, que antes de la partida había asegurado mostrarse "confiado" de su victoria a pesar de la dificultad del reto.

Máquina y humano, que compiten al mejor de cinco partidas, disputarán la segunda de ellas el jueves en el mismo hotel y las siguientes se celebrarán el sábado, el domingo y el próximo martes.

El reto, que llega dos décadas después de las famosas partidas de la supercomputadora Deep Blue contra el genio del ajedrez ruso Gary Kasparov en 1996 y 1997, ha despertado una gran atención mediática en Corea del Sur, donde el "go" es un juego muy popular y se conoce como "baduk".

El mejor de las cinco partidas se llevará un premio de un millón de dólares, y en caso de que gane la máquina Google ha anunciado que donará el dinero a Unicef.

AlphaGo cuenta con importantes avances en inteligencia artificial y destaca por la capacidad de aprender y mejorar sus propias estrategias y movimientos en el transcurso del juego, a diferencia de la antigua Deep Blue.

Surgido en China hace más de 2.500 años bajo la influencia de los principios espirituales taoístas, el "go" enfrenta sobre un tablero a dos oponentes que deben colocar alternativamente piedras negras y blancas en las intersecciones libres de una cuadrícula de 19x19 líneas.

Las piedras aisladas se eliminan de la partida y el objetivo principal es dominar la mayor superficie del tablero, por lo que los jugadores deben elegir entre ubicar las fichas juntas y protegerlas entre sí para evitar que sean capturadas, o separarlas para ganar terreno en la cuadrícula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada