domingo, 20 de septiembre de 2015

La importancia de las redes profesionales

Estimados amigos, después de un par de fines de semana de descanso, vuelvo con las energías renovadas a escribir esta columna. Les soy sincero: después de un año y medio de escribir, comencé a preguntarme si era recomendable parar esta afición, darme un periodo más largo de tregua, o quizás escribir columnas con un toque más científico y académico.
Comenté este dilema con algunos familiares, amigos y colegas, que muy amablemente coincidieron en recomendarme que mantenga la misma línea generalista que hasta ahora, escribiendo sobre temas comunes de interés que puedan llamar la atención de todo profesional que quiere leer algo fácil y sin estrés un domingo por la mañana.
De estas conversaciones con familiares, amigos y colegas, me di cuenta también de la importancia que las redes de soporte tienen en nuestras vidas profesionales, pues nos dan un sustento importante al momento de necesitar apoyo o solamente un consejo sobre qué camino seguir.
Sobre las redes que generamos, coincidirá conmigo el amable lector que siempre escuchamos la frase célebre "la clave es tener contactos”; sin embargo, yo adicionaría que, si bien es primordial tener una gran red de contactos, es de mayor importancia saberla cuidar y hacerla crecer. Para ello hay que tener en claro que el fin de nuestras redes no será uno sólo.
Si bien muchas personas acuden a ellas sólo cuando se quedan sin trabajo, también nos puede ayudar en otros campos de la vida, ya sea para establecer sinergias, sociedades o trabajos en equipo, para buscar consejo de expertos, para mejorar nuestros conocimientos o simplemente para tomar un café y tener una rica conversación sobre el acontecer económico o empresarial en nuestro país.


Las redes son formas vivas
Como lo explica Tal Ben-Shahar, profesor de la Universidad de Harvard y experto en psicología positiva, las redes de contactos son formas vivas que uno debe saber crear, mantener y alimentar. No basta con tener una lista infinita de "amigos” en Linked-In o en Facebook, uno debe nutrir dichas relaciones para conservarlas. En ese sentido, para Ben-Shahar, la sociedad es una red infinita de relaciones, las cuales requieren que todos los involucrados contribuyan para mantenerlas y donde todos se vean beneficiados en una estrategia ganar-ganar.
De esa manera, una forma inteligente de alimentar nuestras redes profesionales es tratar de conocer los intereses, habilidades y necesidades de sus miembros, lo que nos permitirá crear relaciones efectivas y eficientes. En este punto, la clave primordial es la "asertividad”. Aquí debo aclarar que dicho término no forma parte del diccionario de la Real Academia de la Lengua Española; empero uno puede encontrar el adjetivo "asertivo” como sinónimo de afirmativo.
Es así que el concepto de asertividad se emplea para denotar una estrategia de comportamiento que se sitúa en un punto intermedio entre dos conductas polares: la pasividad (que consiste en permitir que terceros pasen por alto nuestras ideas o decidan por nosotros) y la agresividad (que se presenta cuando no somos capaces de ser objetivos y respetar las ideas de los demás).
Es así que para mantener y hacer crecer nuestras redes y relaciones profesionales debemos tratar de ser asertivos y siempre pensar en una relación ganar-ganar dentro de nuestras redes; y aunque usted no lo crea, eso se lo puede lograr a veces con tan sólo sonreír, mostrándonos accesibles y amables; realizando preguntas abiertas y sinceras, escuchando con atención o mostrando un interés genuino por las preocupaciones o necesidades de los demás.
De acuerdo con la Guía de Creación de Redes de Harvard Business Review, pensar siempre en relaciones ganar-ganar es un hábito muy positivo para alimentar y hacer crecer nuestras redes. Implica el ejercicio de la asertividad acompañado del liderazgo interpersonal, donde se muestran habilidades como ser el auto-conocimiento, la imaginación, la conciencia moral y la voluntad independiente en nuestras relaciones con los demás.
Supone aprendizaje mutuo, influencia recíproca y beneficios compartidos; empero necesita mucha valentía, sobre todo si en nuestras redes hay personas con el paradigma "yo gano y tú pierdes”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada