miércoles, 17 de abril de 2019

Cambia la calidad de reproducción de los vídeos en Netflix

El servicio de streaming de Netflix, al igual que otros servicios de reproducción en la nube cuenta con la posibilidad de cambiar la resolución de los videos. El problema es que la calidad queda limitada al tipo de plan que hayamos contratado previamente.

Actualmente el servicio cuenta con un total de 4 planes distintos, y la calidad admitida por cada uno de estos planes queda definida de la siguiente manera:

Plan Básico: calidad baja a 480p y solo un dispositivo

Plan Estándar: calidad media a 1.080p (Full HD) y dos dispositivos

Plan Premium: calidad alta a 2.160p (2K) y cuatro dispositivos

Plan Ultra: calidad alta a 2.160p (2K) y cuatro dispositivos

Uno de los aspectos a tener en cuenta es que a pesar de que Netflix indique una determinada resolución para cada tipo de plan, la calidad de los videos en Netflix queda limitada a la disponibilidad del catalogo (no todas las series y películas están en 2K), la velocidad de Internet y la saturación de los servidores de la compañía.

Otro de los aspectos que cabe destacar es que la reproducción de videos en HD en celulares es compatible únicamente con los teléfonos que cuenten con la certificación Widevine L1.

Una vez tengamos claras las limitaciones del plan que hayamos contratado y las de nuestros propios dispositivos, cambiar la resolución de los videos en Netflix es muy sencillo.

EN LA PÁGINA DE NETFLIX

Para cambiar la calidad de reproducción de los videos en Netflix desde la página, lo primero que tendremos que hacer será pulsar sobre el logo de nuestra cuenta y seleccionar la opción de Cuenta. Luego navegaremos hasta la parte inferior de los ajustes de nuestra cuenta hasta dar con la opción de Configuración de reproducción.

Finalmente elegiremos la calidad deseada entre Automático, Bajo, Mediano y Alto.

A partir de ahora todos los videos comenzarán a reproducirse en la calidad máxima solo si esta está disponible.

EN LA APLICACIÓN DE NETFLIX PARA CELULARES

La diferencia con respecto a la versión web es que podemos elegir la calidad de descarga de los videos de Netflix como opción añadida a la hora de ver las series y películas sin conexión.

Para cambiar la calidad de descarga dentro de la aplicación, pulsaremos sobre Más en la barra inferior y luego en “Configuración de la aplicación”. Finalmente pulsaremos sobre Calidad de video de la descarga y elegiremos alguna de las posibles opciones (Estándar o Alta).

Si lo que queremos es cambiar la calidad general de los videos, pulsaremos nuevamente sobre Más y le daremos a Cuenta. El proceso a partir de aquí es exactamente igual que el seguido para cambiar la calidad en la computadora.

Así funciona Google

El gigante Google nos ofrece varios servicios. Conozcamos en esta oportunidad cómo funciona su motor de búsqueda Chrome para rastrear la web y elegir los resultados más adecuados para resolver las consultas de los usuarios.

El buscador de Google es en la actualidad la página de inicio del navegador de millones de usuarios. Este motor nos ayuda a navegar en la red organizando toda la información que hay en ella.

¿CÓMO ORGANIZA GOOGLE LA INFORMACIÓN?

En Internet existen miles o millones de páginas web que contienen información que puede resultar relevante para los usuarios cuando buscan un dato.

Para poder ofrecer estos resultados el algoritmo lleva a cabo un complejo proceso de rastreo, indexación y clasificación.

CÓMO RASTREA GOOGLE LAS PÁGINAS DE INTERNET

El proceso de rastreo empieza con una lista de direcciones web procedente de anteriores rastreos, y por otro con los mapas del sitio que facilitan a Google los propietarios de los portales.

Dado que Internet está en constante crecimiento, Google utiliza unos programas informáticos llamados rastreadores web para encontrar portales de acceso público. Los rastreadores analizan el contenido de las páginas para ver qué ha cambiado respecto a versiones anteriores, y también siguen los enlaces que contienen para descubrir nuevas páginas y detectar los links rotos u obsoletos.

Los programas robots rastreadores se van moviendo de una web a otra como lo haría un usuario para después transmitir los datos recabados a los servidores de Google.

Tras recibir la información que los rastreadores recopilan sobre las páginas web, el siguiente paso es procesar y ordenar todos estos datos. La compañía toma como referencia una serie de indicadores clave de cada página, como las palabras clave utilizadas o la tasa de actualización, para después incluirla en el índice de la Búsqueda de Google.

Cuando haces una consulta en el motor, en realidad no estás haciendo una búsqueda en Internet, sino que estás buscando en el índice de la Búsqueda de Google. Por lo tanto, todo lo que no haya sido rastreado e indexado por la corporación queda fuera cuando utilizas el buscador.

Este índice contiene cientos de miles de millones de webs, que en total superan los 100.000.000 GB de información, y se organiza mediante entradas para cada palabra de cada página que ha sido indexada. Al indexar una página se añaden al índice todas las palabras que contiene.

El rastreo y la indexación es el trabajo previo que tiene que realizar Google para poder responder a las preguntas que los usuarios hacen a través del buscador.

¿Cómo selecciona el motor los resultados más relevantes para dar respuesta a cada consulta?

Google cuenta con sistemas de clasificación formados por un conjunto de algoritmos que analizan qué es lo que quieres encontrar para determinar la información que el buscador debe mostrarte en los resultados.

Para seleccionar estas páginas, Google analiza las palabras clave que has introducido para ver qué información es la más adecuada para dar una respuesta a tu consulta. A la hora de seleccionar los resultados, en primer lugar los algoritmos de Google analizan las palabras clave que ha introducido el usuario para determinar qué es lo que quiere decir con ellas y qué tipo de información quieres encontrar, este proceso es diferente dependiendo del idioma.

Los algoritmos evalúan la cantidad de veces que aparecen las palabras clave en la página, el lugar en el que se encuentran (encabezado, título, cuerpo del texto, etc.) y otras pistas que indiquen si el contenido de la página es relevante para el usuario.

Además, para elegir los resultados que va a mostrar, el buscador de Google tiene en cuenta el contexto, como la ubicación o el historial de búsquedas. De esta forma se asegura de que te ofrece las páginas más relevantes para ti.

Gmail tendrá redacción inteligente en la línea de asunto en los correos

Google indicó que pondrá a disposición de los usuarios del correo de Gmail la función de redacción inteligente, es decir de autocompletar o autorellenar, de Gmail ahora puede sugerir frases para la línea de asuntos de tus correos electrónicos. De acuerdo a la empresa, cuando termines de escribir tu email, si pones el puntero en la línea de asuntos, verás como Gmail te sugiere que escribir.

“Hemos visto como la redacción inteligente en Gmail puede reducir el esfuerzo que toma para escribir los emails y las respuestas”, escribió la compañía en el blog de G Suite, los productos para empresas de Google.

Smart Compose, o el autorelleno, arribó el año pasado. Utiliza la inteligencia artificial para adivinar que escribirán los usuarios antes de que lo hagan. Usa como base para sus sugerencias los hábitos de redacción del escritor, además de quien es el destinatario. Por ejemplo, si escribes en la línea de asunto “¿Hacemos planes para cenar este fin de semana?”, la redacción inteligente puede sugerir frases normalmente utilizadas por las personas para responder dicha pregunta.

Si tienes desactivado Smart Compose puedes ir a Configuraciones, y dentro de la pestaña marcada General, escoger Redacción inteligente para activarlo.

Nueva filtración de Facebook expone a usuarios

Siguen los problemas de seguridad en la red de Facebook. Nuevamente usuarios fueron expuestos al filtrarse sus registros.

Recordemos que hace un año aproximadamente nos enteramos de un hecho que ha marcado un antes y un después en la gestión de la privacidad de Facebook. Se trata del escándalo de Cambridge Analytica, por el que se filtraron los datos de más de 87 millones de usuarios.

Facebook se ha visto envuelta en un nuevo escándalo relacionado con la privacidad de los usuarios. El equipo de investigación de UpGuard acaba de descubrir que hay más de 540 millones de registros que revelan interacciones con Facebook expuestos a terceros. Serían usuarios que usan los servicios en la nube de Amazon.

FACEBOOK VUELVE A GESTIONAR MAL LOS DATOS DE SUS USUARIOS

Los datos que ha dado a conocer Bloomberg, los 540 millones de datos pertenecientes al registro de usuarios en Facebook proceden de los servidores de servicios en la nube de Amazon, usados en su gran mayoría por una empresa mexicana de medios de comunicación llamada Cultura Colectiva. Los datos estaban guardados de manera abierta, de modo que el acceso a toda esta información es libre y público.

Se sabe, por otra parte, que habrían quedado expuestos algunos datos de usuarios de la aplicación At the Pool. Parece que en este caso, la filtración afectaría a 22.000 contraseñas, además de otros datos de carácter confidencial.

En cualquier caso, el gesto demuestra que Facebook ha vuelto a gestionar de una manera pésima los datos de los usuarios. Y esto pone todavía más de manifiesto que acceder a esta red social puede ser no del todo seguro, como en su momento no lo fue usar determinadas aplicaciones que filtraron los datos a Cambridge Analytica.

Según la información publicada por Bloomberg, la información que ha quedado expuesta sería de distinta índole. Por ejemplo, se ha detectado que entre los datos que han quedado a la vista de cualquiera podemos encontrar números de identificación, comentarios, reacciones a publicaciones, nombres de cuentas y hasta historiales.

lunes, 15 de abril de 2019

UE aprueba normas más estrictas de derechos de autor en revés para Google y Facebook

Google tendrá que pagar a los editores por sus publicaciones de noticias y Facebook deberá filtrar el contenido protegido, según las nuevas reglas de derechos de autor destinadas a garantizar una compensación justa para las industrias creativas de la Unión Europea.

Los gobiernos de la UE respaldaron el lunes la medida lanzada por la Comisión Europea hace dos años para proteger las industrias creativas de Europa, que emplean a unas 11,7 millones de personas en el bloque y representan alrededor de 1 billón de dólares en negocios.

"Cuando se trata de abordar el mercado único digital de Europa, la reforma de los derechos de autor es la pieza faltante del rompecabezas", dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en un comunicado.

Bajo las nuevas normas, Google y otras plataformas en internet tendrán que firmar acuerdos de licencia con músicos, intérpretes, autores, editores de noticias y periodistas para usar sus trabajos.

El mes pasado, el Parlamento Europeo dio luz verde a una propuesta que ha enfrentado a la industria creativa de Europa con empresas tecnológicas, activistas de internet y grupos de consumidores.

Wikipedia bloqueó varios sitios europeos en protesta el mes pasado, mientras que el cambio fue rechazado por Finlandia, Italia, Luxemburgo, los Países Bajos, Polonia y Suecia.

Pero 19 países, entre ellos Francia y Alemania, respaldaron la nueva estructura. En tanto, Bélgica, Estonia y Eslovenia se abstuvieron.

Según el nuevo régimen, YouTube, Facebook y otras plataformas que comparten información y contenidos tendrán que instalar filtros para evitar que los usuarios carguen materiales con derechos de autor.

Google dijo que las nuevas reglas perjudicarán las economías creativas y digitales de Europa, mientras que críticos indicaron que las medidas más estrictas afectarían a compañías más pequeñas y con menores recursos, en lugar de a los gigantes tecnológicos. /Reuters

lunes, 8 de abril de 2019

Ortiz denuncia que contratos con Neurona desaparecieron del Sicoes

El candidato presidencial de la Alianza Bolivia Dice No, Oscar Ortiz, denunció que los contratos entre el Gobierno y la empresa mexicana Neurona Consulting desaparecieron “sospechosamente” en las últimas horas de la página web del Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes).

"Quiero denunciar ante la opinión pública que el ministerio (de Comunicación) ha 'bajado' de la página web del Sicoes toda la información relativa a los contratos con Neurona. Estos contratos y los informes de adjudicación deberían ser accesibles para cualquier boliviano. Y esto muestra que no están las cosas claras en estas contrataciones", deploró Ortiz.

Por esa razón, el senador exigió al Gobierno, en especial al Ministerio de Comunicación, hacer públicos los informes de adjudicación de los contratos millonarios con los que se benefició esta empresa mexicana, con la finalidad de conocer si para estas adjudicaciones se presentó un sólo proponente o hubo más de uno.

El fin de semana se conoció que Neurona, además de contratos para materiales en redes sociales a favor el Gobierno, también se adjudicó la realización de un documental sobre la nacionalización, que se está promocionando para una cercana presentación.

"La confirmación que se entregó más de 780 mil Bolivianos a Neurona para un documental suma los escándalos por contrataciones directas a una empresa sin experiencia, sin especialización y sin capital, compuesta por activistas amigos del MAS", denunció Ortiz.

domingo, 7 de abril de 2019

Oscuros contratos del EStado Plurinacional de Bolivia con Neurona

Fuente Pagina Siete


El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, finalmente informó a cuánto ascienden en total los contratos con la empresa mexicana Neurona Consulting. Dijo que ésta recibió 12,4 millones de bolivianos por ocho contratos diferentes firmados con el Estado.


Canelas contó que esos contratos han sido enviados a la Contraloría para que esa entidad sea la que se encargue de analizar su validez. Los convenios fueron firmados por la exministra Gisela López, mediante contrataciones directas. Su antecesora, Marianela Paco, mostró las diferencias al interior del MAS en ese punto al afirmar que “no era necesario” contratar a una empresa extranjera para realizar las labores encomendadas.

Este caso muestra innumerables irregularidades: primero, como ya se ha dicho, el ministerio contrató a una empresa extranjera, cuando existen compañías bolivianas capacitadas para hacer ese trabajo. Segundo, se utilizó, como casi siempre, el mecanismo de contratación directa. Tercero, fue contratada para, en parte, realizar la “guerra sucia” que el Gobierno está acostumbrado a llevar adelante, con recursos estatales, contra sus adversarios, ya sean éstos periodistas, dirigentes políticos o líderes sociales.

Además de la “guerra digital” que ya ha anunciado el Gobierno, con recursos públicos, esta empresa recibió sendas millonarias sumas por campañas como la de la demanda marítima y más recientemente para la producción de una película/documental sobre la capitalización, en la que, por supuesto, no ahorra epítetos a las siempre mencionadas figuras.

La película El robo: cuando las leyes se escribían en inglés, que deberá ser estrenada en breve, cuenta, por ejemplo, con un contrato de 800 mil bolivianos y luce los logos de la Asamblea Legislativa, el Ministerio de Comunicación y comisiones del Legislativo, pero no tiene créditos. Una muestra evidente del uso cuestionables de recursos públicos.


Neurona, una empresa que ha sido mostrada como una pantalla, pues en su sede en Ciudad de México cuenta con una pequeña oficina sin mayor personal ni trascendencia, ha trabajado en el pasado con otros gobiernos “de izquierda” de la región y también lo hará en España para la campaña que se desarrolla actualmente, asesorando al partido Podemos, que lidera Pablo Iglesias. Pero en ninguna parte parece haber sido tratada como en Bolivia, donde fue contratada con un documento obtenido un mes antes y con un capital inicial de sólo 5.000 dólares.

Uno de los contratos que obtuvo fue para la producción de 50 artes gráficas, dos videoclips y 15 spots de la campaña de la reivindicación marítima, a un costo de 1,5 millones de bolivianos, mientras otro, por 257.000 bolivianos, estaba destinado a la elaboración de la estrategia comunicacional oficialista. Un tercero, de 758.946 bolivianos, estaba orientado a la producción de piezas comunicacionales a ser distribuidas en redes sociales y destinadas a posicionar “los logros” de la gestión del MAS.

Un cuarto convenio, el más oneroso, fue por 8,8 millones de bolivianos, para la producción de decenas de videos, cartillas, ilustraciones, etc. Según versiones no corroboradas, también Neurona fue contratada para realizar una película que busca desacreditar al candidato presidencial opositor Carlos Mesa y otros líderes opositores.

Es inaceptable la facilidad con que se dilapidan recursos desde las esferas del poder. No sólo porque se usan para fines de un partido que al parecer considera que no tiene límites en sus atribuciones, sino porque además se hace de forma opaca y obviando contratar, finalmente, a profesionales bolivianos.

Hace bien la autoridad del ramo en enviar a la Contraloría estos contratos, aunque bien sabemos que estas investigaciones pocas veces revelan lo que no se desea revelar.

El Estado despilfarra millones de bolivianos, hace contrataciones oscuras y diseña estrategias para amedrentar a la oposición. Todo eso también debería ser considerado por la Contraloría.