jueves, 18 de agosto de 2016

Etiqueta en las redes sociales

Es reconfortante tener la posibilidad de compartir todos los días mis ideas y conocimientos a través de las redes sociales, habiendo logrado llegar no solo al interior de mi amada Bolivia, sino más allá de nuestras fronteras, utilizando herramientas que hoy en día están a nuestra disposición, sacándole provecho a cada una de ellas de una manera positiva, intercambiando ideas e información con personas que se encuentran en España, Guatemala, México, Paraguay, Argentina y muchos otros países donde el alcance de lo que significa el ceremonial, la etiqueta, el protocolo y el comportamiento social tiene un espacio bastante importante.

Han transcurrido 30 años desde aquel primer día en el que por vez primera me dirigí a un selecto grupo de damas voluntarias (ACF – YWCA) interesadas en aprender más sobre el significado y la importancia de las buenas maneras y costumbres, con la intensión de llegar a través de distintos proyectos a sectores desprotegidos y de escasos recursos, donde se vio conveniente instruir y capacitar a mujeres que eran el sostén de sus familias.

Tuve la oportunidad de conocer a muchas personas en los distintos talleres y seminarios que dicté a lo largo de todo este tiempo, dentro y fuera de nuestras fronteras. Para este cometido por supuesto tuve que viajar bastante y así cumplir diversos compromisos y de manera simultánea capacitándome como lo hago hasta hoy. Sin embargo, hoy en día, la tecnología me permite llegar a todos los cofines del mundo con tan solo conectarme a las redes sociales desde mi Note Book.

Debo admitir que me volví adicta a las Redes Sociales (RRSS), ahora es tan fácil estar comunicada con tantas personas que visitan mi blog o me siguen en Facebook. Sin duda hoy en día la comunicación es mucho más sencilla y diferente a aquellos años en los que para comunicarnos con familiares y amigos debíamos recurrir a las misivas, telegramas, fax, etc., sin embargo, como todo en esta vida, en la evolución y avance tecnológico podemos encontrar aspectos positivos y negativos.

Considero que en aquella época existía mayor respeto y consideración entre las personas que se comunicaban por esos medios. A medida que la tecnología fue avanzando con el propósito de facilitar, agilizar y establecer vínculos personales así como también comerciales a través de la transmisión de datos e información en tiempo real, también fue desarrollándose un protocolo y reglas de etiqueta para el buen uso de este magnífico instrumento, con el objeto de permitir una convivencia agradable y educada entre cibernautas.

El universo de amigos ha crecido tanto, que ahora los amigos de nuestros amigos también son nuestros contactos y de manera virtual nuestros amigos, asimismo nuestros amigos son contactos y amigos virtuales de terceras personas pudiendo estar al otro lado del hemisferio. Con eso deseo hacer notar que este gran universo de contactos engrandecido por cada usuario de las redes sociales son personas que idealmente deberían tener conocimiento sobre el respeto y la buena educación.

Este análisis me lleva a la conclusión de que las personas que se comunican a través de las redes sociales, saben que existe un protocolo y reglas de etiqueta que se deben respetar.-

En primer lugar, las redes sociales son el centro social más grande de lo que podemos imaginar, lo que significa que al ser un lugar de encuentros no se deben olvidar algunos principios básicos como el saludo, el gracias y el por favor, porque el estar detrás de una pantalla no significa que debamos olvidar nuestras buenas costumbres y, sobre todo, jamás debemos olvidar ser discretos y prudentes.

Las Buenas Costumbres nos obligan a poner de manifiesto nuestra educación, vertiendo expresiones gentiles, sinceras, sin necesidad de los agravios y las ofensas.

La Discreción, manteniendo en la intimidad nuestra vida privada, evitando el riesgo de evidenciar nuestras debilidades, para que los enemigos públicos (Trolls) aprovechen y/o hagan mal uso de nuestra indiscreción.

La Prudencia nos previene de exponernos ante la maleficencia y precautelar la seguridad de nuestros seres queridos.

Si le damos un buen uso a este magnífico medio de comunicación, realmente saldremos ganando ya que incluso podemos encontrar a personas con las que perdimos el contacto por alguna circunstancia, estar totalmente informados del acontecer nacional e internacional, realizar compras, estudiar, capacitarnos, realizar transacciones bancarias y/o comerciales y un sinfín de actividades online.

Significa entonces, que son más las utilidades y bondades que obtenemos de las redes sociales si sabemos hacer un buen uso de ellas.

Sin embargo, me atrevo a sugerir a los usuarios, evitar discusiones y peleas, desprestigiar a las personas, agredir, ofender, escondiéndonos tras el anonimato ya que dentro la parte negativa, existe gente que crea perfiles falsos con el único fin de hacer daño, haciendo un mal uso de las RRSS.

Entonces “Netiqueta”, se utiliza para referirnos al conjunto de normas de comportamiento en Internet. La netiqueta es la adaptación de las reglas de etiqueta del mundo real al virtual.

Este término viene de la unión de Red (Net) + Etiqueta, que significa “etiqueta en la red”. Es importante destacar que ha sido impulsada por los propios usuarios de Internet con el objetivo principal de aportar mayor seguridad y humanizar la comunicación, y de esta manera combatir problemas de la red tales como los fraudes, el spam (correo basura) o los rumores que pueden desprestigiar a las personas con tan solo oprimir un boton.

Si todos los usuarios aplicamos correctamente el código de ética en la red, la convivencia cibernética va a ser agradable y con seguridad más segura y confiable.

Por lo anteriormente expuesto, nunca olvidemos que la etiqueta está presente siempre, en todo lugar y en todo momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada