miércoles, 20 de julio de 2016

Humillan a mujeres en las redes sociales usando cuentas falsas

En las últimas semanas, algunas de las páginas de ofertas más populares del Facebook en Cochabamba se han convertido en plataformas donde personas que se esconden detrás de perfiles falsos ejercen cyber bullying o violencia digital en contra de mujeres jóvenes a las que denigran, insultan, humillan y lapidan socialmente.

Silvia (nombre cambiado) fue una de las víctimas. Ella es una joven hermosa que ha soportado varias tragedias en la vida y el acoso digital que ahora enfrenta la ha sumido en una gran depresión. “Alguien” entró a su Facebook, tomó sus fotos y escogió aquellas en las que usa shorts o una blusa llamativa para elaborar una oferta de sexo por dinero. El o la ciber criminal tiene la intención de denigrar a Silvia.

Quiere hacer creer que ella escribió la oferta y, en primera persona, redacta un texto vulgar, ofensivo y humillante sobre el cuerpo de Silvia y sus supuestos apetitos sexuales, pero además incluye los números telefónicos de la víctima, su dirección domiciliaria y otros datos personales con el fin de exponerla públicamente.

La imagen distorsionada de Silvia se viralizó de inmediato. Los cibernautas se mofan, hacen preguntas vergonzosas y comparten la foto una y otra vez. Como ejemplo, una de las páginas de ofertas, Barrio Chino Cochabamba 3.5, tenía hasta ayer 131.163 miembros. Ellos accedieron a la “oferta” de Silvia y si unos mil la compartieron o comentaron, la progresión es incalculable.

Corina (nombre cambiado) es otra víctima. Publicaron su foto con una frase encima en letras rojas: “Atención perra en celo”. A continuación, su nombre completo, su dirección, sus números de teléfono y otros datos, además del supuesto “recorrido” de Corina con hombres casados.

Las dos mujeres son víctimas del cyberbullying, violencia digital o acoso cibernético. “El cyberbullying está en auge y es el acoso psicológico recurrente entre personas de la misma edad, mediante amenazas, insultos, humillaciones y otros, a través de las redes sociales de internet, como Facebook, Twitter, YouTube y la telefonía móvil”, explica la psicóloga Carla Alcócer.

La ventaja de este hostigamiento, para el agresor, es el anonimato, pero, las consecuencias del mismo pueden ser muy graves para la víctima. La profesional explicó que dependiendo de la edad y de la historia de vida de la persona afectada, este tipo de acoso puede causarle desde estrés, tristeza y depresión, hasta un shock emocional.

“Se despiertan miedos y temores a la reacción social, a que su imagen haya quedado destruida y a no poder recuperarla. Quienes incurren en el cyberbullying tienen la intención de apedrear, de lapidar socialmente a una persona por pasiones bajas como la venganza, la envidia, los celos, pero no miden el daño que le pueden causar a otro ser humano”, sostuvo Alcócer y recordó el caso de Amanda Todd, una joven canadiense de 15 años que se suicidó tras soportar dos años de acoso cibernético de personas que la chantajeaban con difundir una fotografía de sus senos. Un mes antes de morir, Amanda Todd contó su historia en un video que fue subido a las redes. Pero esa tragedia no ha evitado que millones de mujeres y adolescentes sigan siendo el blanco de estos ataques.

Policía puede dar con autores

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Cochabamba, coronel Freddy Fernández, explicó que el Código Penal boliviano tipifica y sanciona los delitos informáticos contra empresas y contra las personas. Existen peritos y administradores de servidores que pueden identificar de dónde salieron los mensajes ofensivos y dar con los autores de los mismos. El artículo 363 señala que quien se apodere, acceda, utilice o modifique datos almacenados en una computadora o en cualquier soporte informático, ocasionando un perjuicio al titular de la información, será sancionado con prestación de trabajo hasta un año. Sin embargo, también se puede tipificar estos casos como delitos contra el honor o como violencia psicológica. Aunque las sanciones sean leves, los acosadores quedarían expuestos.
800 denuncias recibió la Policía en 2014

La Policía boliviana recibió al menos 800 denuncias de violencia digital contra mujeres y menores de edad en el eje troncal del país, en 2014. Sin embargo, se estima que los casos son muchos más, pues la mayoría no los denuncia por vergüenza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada