lunes, 13 de junio de 2016

Microsoft compra LinkedIn por 23.260 millones de euros

Microsoft mueve ficha para reforzar su presencia en el negocio de los servicios de computación a las empresas: compra la plataforma de contactos profesionales LinkedIn. Trata así, de paso, de mantener a raya la fuerte expansión Facebook. La tecnológica de Redmond desembolsa 26.200 millones de dólares en efectivo (23.260 millones de euros), equivalente a 196 dólares por acción (casi 175 euros por título). Los títulos de LinkedIn, la red a la que acuden las empresas para buscar empleados, se apreciaron de golpe más de un 48%.

Social, móvil y nube. La nota con el anuncio de la operación no profundiza mucho en el aspecto estratégico de la operación, pero esas tres palabras son las que dan sentido a una operación que va a apuntalar todo el negocio de gestión de datos de Microsoft. Las dos compañías, además, ya anunciaron recientemente que estaban trabajando juntas para reforzar la seguridad de sus usuarios. LinkedIn está considerada una de las joyas de Silicon Valley por la manera en la que evolucionó su negocio, para diversificarlo y convertirlo en una herramienta indispensable.

Microsoft tiene en el balance efectivo suficiente para realizar esta compra, e incluso pagar una prima importante por LinkedIn, que el viernes tenía una capitalización bursátil de 15.500 millones. Wall Street aplaudió la maniobra de Satya Nadella porque lo ve como la mejor vía para expandirse en la arena social y apuntalar su presencia en el negocio de los análisis de datos en la nube. Ahora podrá incorporar LinkedIn -y su red de 433 millones de usuarios- en sus varias estructuras de negocio.

La adquisición por sorpresa de LinkedIn se anuncia cuando se acaba de cumplir el quinto aniversario de su estreno en el New York Stock Exchange. La apreciación desde entonces fue del 40%. Microsoft, en cualquier caso, está compran con un fuerte descuento si se toman como referencia los 258 dólares del último máximo anual. El pasado enero sus títulos se desplomaron tras presentar unos resultados que decepcionaron. Nadella, por tanto, ve ahora una oportunidad para actuar.

El gran fuerte de LinkedIn está en que es una plataforma que conecta desde estudiantes y becarios hasta los principales ejecutivos de las empresas. El uso de la red fue cambiando, además, con el paso del tiempo. De ser una especie de tablón de anuncios para buscar empleo y empleados, a transformarse en una fuente de información de noticias y de datos. LinkedIn se mantendrá como una compañía independiente, aseguran sus fundadores. Jeff Weiner seguirá al frente de la sociedad.

La maniobra de Microsoft pone, además, en evidencia algo de lo que ya advirtió Nadella en la última presentación de sus resultados. El negocio en la web se desacelera y para seguir creciendo necesita estar más presente en las aplicaciones para dispositivos móviles, donde se juega ahora el negocio de la publicidad electrónica. LinkedIn registró el pasado ejercicio unos ingresos por valor de 2.990 millones de dólares, aunque disparó las pérdidas a 165 millones.

LinkedIn está en un proceso de expansión que le llevó a hacer recientemente varias adquisiciones. Pero las incertidumbre económica está poniendo su negocio bajo presión, lo que explica su comportamiento errático en Wall Street. La compañía proyecta ingresos de 3.600 millones para 2016, lo que implica un crecimiento 15% este año. La operación con Microsoft tardará unos meses en cerrarse y no dará frutos hasta pasados un par de años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada