lunes, 9 de mayo de 2016

Bolivia Dirección de redes sociales costará Bs 7,3 millones



La dirección de redes sociales ahora forma parte del viceministerio de Gestión Comunicacional. Su misión consiste en generar información del Gobierno en distintas plataformas virtuales, como Facebook y Twitter. Además de monitorear las tendencias en los medios, a los periodistas opositores y lo que publican los ciudadanos para informarle al presidente y responder a los ataques “con información”.

Así lo explicó la ministra de Comunicación, Marianela Paco, que también reveló que ‘montar’ esta oficina representa un costo de Bs 7,3 millones en su primer año y que contará con 30 funcionarios.

“Actualmente son cuatro o cinco trabajadores. Incorporaremos un equipo de 30 personas a lo mucho, tomando en cuenta a los administrativos y una secretaria. La oficina funcionará fuera del Ministerio, aquí no tenemos espacio, hemos visto un lugar, haremos la licitación para el equipamiento y todo será transparente”, complementó Paco.
La ministra aseguró que la inversión, en el primer año, alcanzará más de Bs 7, 3 millones en una primera fase. De ese monto se destinarán Bs 3,6 millones para sueldos de personal y Bs 3,7 millones para el equipamiento”, detalló.

Reacciones
En criterio del senador opositor Arturo Murillo es un absurdo gastar Bs 7,3 millones y utilizar a 30 personas para espiar en las redes sociales y tratar de amedrentar a sus usuarios. Según sus cálculos, solo en sueldos se invertirá un promedio de Bs 121.000 en cada persona, lo que equivale a que todos ganarán Bs 10.000 por mes. “¿Es correcto gastar tanto para un trabajo de persecución?, esto parece irracional”, señaló Murillo.

Su colega del PDC Norma Piérola recordó que estos gastos no están previstos en la Ley Financial. “Se rechaza lo que piden las personas con discapacidad y se malgasta el dinero de esta forma. Es una barbaridad y nadie los fiscaliza”, reclamó la opositora.

El Viceministerio de Gestión Comunicacional (redes sociales es una dirección dependiente) tiene el rol de ampliar su cobertura de medios de comunicación a las redes sociales. Paco asegura que, de acuerdo a estudios, el crecimiento del alcance de las redes sociales se ha disparado en los últimos dos años. “Por eso atenderemos las cibercomunidades a través de la dirección de redes sociales. Para ello, contaremos con un equipo multidisciplinario. Necesitaremos creativos, historiadores, gente que maneje estadísticas y comunicadores para darle el formato final, que tiene como base difundir la gestión”, dijo la autoridad.

Como segunda meta, difundirá el uso de las redes sociales de manera responsable, “para que se entienda que la información puede ser objetiva en esos espacios. Hay un boom de la utilización, pero para insultar, camuflarse y distorsionar cosas, no debe ser así”, argumentó Paco.

Aseguró que este cambio no implica un control de las redes. “Más bien es entrar en esas comunidades, amplificar la información que tenemos. Las redes sociales son usadas para captar víctimas de trata y tráfico. Debemos revertirlo y para eso la dirección de redes informará cómo funciona y cómo debería funcionar esos espacios, con sociedad civil organizada”, dijo.

Murillo refutó esa posición. “Si las redes sociales funcionaran como debe funcionar la Tv y radios estatales, informando y educando, sería una maravilla, pero los medios del Estado solo hacen política, informan los partidos de fútbol del presidente, sus actividades, pero ni educan ni pasan información de beneficio de la población”.

El Ministerio de Comunicación debe mantener informado al presidente. “Ahora lo hace ese equipo de cuatro personas, ellos ven tendencias, en distintos niveles: los medios con sus cuentas oficiales, periodistas con sus cuentas oficiales, es decir, donde se identifican con nombre y apellido. Los opositores que tienen sus cuentas, tiendas políticas, líderes, y ver qué dicen sus seguidores”.

Este análisis llega al mandatario. “Se le pasa al presidente un informe, por lo menos tres veces al día, pero depende de cada jornada, a nivel de lectura en tendencias. La idea es informar y reaccionar. Los ataques de la oposición son normales, pero cuando vemos que la ciudadanía reacciona sin conocimiento es cuando damos información. Ahí llegamos a la gente y el efecto se mide inmediatamente”, aseveró la ministra.
El senador Murillo considera que “esa es una acción que tiene el objetivo de amedrentar”.

A su vez, Piérola denunció que el Gobierno contrató “activistas para que a través de sus cuentas difundan información oficialista. Ese es el cruel trabajo que realizarán. Esto es una violación a la libertad de pensamiento”.

Al respecto, la ministra de Comunicación negó que se hubiera contratado activistas para generar tendencias favorables. “Nuestros activistas son funcionarios públicos de todos los ministerios porque tienen la obligación de informar. Este Gobierno también tiene militancia y, si haces cuentas, el 61% de los votantes que apoyó al mandatario en las elecciones son seguidores potenciales. Los que tendremos en la dirección serán servidores públicos que ayuden a amplificar la información y ganarán un sueldo en base a la escala oficial que tenemos”, dijo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada