lunes, 18 de abril de 2016

Terremoto Ecuador Redes sociales: mar de angustias y solidaridad


Las redes sociales se convirtieron en las últimas horas en Ecuador en un mar de angustias, solidaridad y ayuda tras el terremoto de magnitud 7.8 en la escala abierta de Richter.

Tan pronto ocurrió el terremoto a las 18.58 hora local del sábado, entre los balnearios costeros de Cojimíes y de Pedernales, en la provincia de Manabí y colindante con Esmeraldas, pero que se sintió en gran parte del territorio ecuatoriano, las redes sociales fueron fundamentales para la ciudadanía.

A diferencia de varias líneas telefónicas, las redes sociales y aplicativos de comunicación, como Whatsapp, permitieron a los ciudadanos constatar el estado de salud y ubicación de familiares y amigos.

Tan pronto ocurrió el terremoto, Twitter fue, a momentos, un muro de lamentos de usuarios que reclamaban más información oficial, pero luego abundaron los mensajes de solidaridad de ciu-dadanos de a pie que, inmediatamente, comenzaron a organizar colectas y a fijar puntos de encuentro para que hoy se entreguen vituallas.

Un hombre pedía ayuda por Facebook para trasladar en helicóptero a una de sus hijas heridas que, junto a su otra hija y su esposa, fueron rescatadas ocho horas después de quedar atrapadas entre los escombros.

Una mujer agradecía desde otro país, según indicaba, en medio de lágrimas de felicidad, pues gracias a mensajes por Twitter logró contactar con su padre una vez que difundió una fotografía de él y lo localizaron en un centro de atención de la Cruz Roja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada