lunes, 25 de abril de 2016

Chrome no se actualizará en sistemas Windows y Mac antiguos


El navegador de internet Google Chrome ya no dará soporte a Windows XP y Vista, además de a algunas versiones de OS X. Al llegar a la versión número cincuenta del navegador, han decidido que esta sea la primera edición que no cuenta con soporte para las versiones anteriormente mencionadas.

Google Chrome 50 ya está disponible para Windows, OS X y Linux. Llama la atención que ésta versión ya no es una actualización válida para Windows XP, Windows Vista y las versiones de Mac OS X 10.6 Snow Leopard, 10.7 Lion y 10.8 Mountain Lion también se quedan fuera. Sí seguirán dándole soporte a Windows 7, Windows 8 y lógicamente a Windows 10. Y es que Google ya avisó hace meses que esto iba a pasar.

Atendiendo a la estadística, todavía quedan un 13,6% de computadoras que en marzo tenían Windows XP o Vista, siendo uno de cada siete equipos. En cuanto Snow Leopard, Lion y Mountain Lion, sería de un 10,7% según los datos de la firma estadounidense Net Applications.

A modo de curiosidad, Google sí decidió darle soporte a Windows XP bastante más tiempo que Microsoft. Y es que los del buscador tenían bastante claro que había muchos usuarios que todavía seguían usando esta versión como sistema operativo, con lo que valía la pena mantener el soporte más tiempo.

Y ya que iban a dejar fuera a Windows XP, han decidido que Windows Vista merecía seguir el mismo camino. Curiosamente, Microsoft sigue dando soporte a este sistema operativo que ha caído en el olvido de gran parte de los usuarios.

La nueva versión de Google Chrome viene con mejoras en las notificaciones push de las páginas web, ya que según los datos de la empresa de Mountain View muestran más de 350 millones todos los días. Y es que la compañía lleva bastante tiempo trabajando en este apartado, con lo cual las notificaciones serán más completas en esta versión y además pueden sincronizarse entre nuestros dispositivos.

Es decir, el portal que nos mande una notificación, detectaría si la descartamos con lo que quedaría también descartada en nuestra tablet o en nuestro teléfono. Será posible personalizar más las notificaciones, mostrando iconos distintos y con varios tipos de aviso, desde vibración, a reproducir un sonido o no hacer nada.

Se han mejorado elementos que reducirán el tiempo de carga mostrándonos así antes el contenido de las páginas web. Como suele ser habitual en todas las actualizaciones, también se han corregido algunos problemas de seguridad.

Como explica Google en su blog, son 20 agujeros que han conseguido parchear en la edición número cincuenta. De hecho, han llegado a pagar en esta versión hasta 7.500 dólares por descubrir una vulnerabilidad, llegando a hacer un desembolso total cercano a los veinte mil dólares.

La actualización se hará de forma automática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada