viernes, 23 de octubre de 2015

Yahoo recurre al coloso Google para mejorar sus búsquedas

Hannah Kuchler y Richard Waters, Financial Times Newspaper Spanish

El martes, Yahoo cerró con Google un trato diseñado para detener la caída del negocio de búsquedas que sostiene sus ganancias. Pero los antiguos rivales aún enfrentan un difícil desafío: persuadir a los reguladores, quienes bloquearon un plan similar hace siete años, de que el actual acuerdo más limitado no pondrá en riesgo la competencia en el mercado de búsquedas de internet.

Marissa Mayer, directora ejecutiva de Yahoo y quien confiesa ser una "adicta a las búsquedas”, durante mucho tiempo ha considerado las búsquedas como la parte principal de un cambio total en su compañía. En Google, ella ayudó a construir un motor de búsqueda desde cero como la empleada número 20.

El reto en Yahoo ha sido distinto. Su predecesor subcontrató el servicio de búsquedas a Microsoft, una medida que aumentó los márgenes de ganancias de Yahoo, pero que le transfirió la responsabilidad de innovaciones futuras a la compañía de software, junto con el trabajo de colocar anuncios junto a los resultados de búsquedas.

A pesar de los niveles de ingresos garantizados, Microsoft nunca ha podido igualar la mayor cantidad de ingresos por publicidad que Google genera de cada búsqueda. Mientras tanto, la cuota de Yahoo de pedidos de búsqueda en EEUU, su mayor mercado, ha disminuido del 21%, cuando se cerró el trato con Microsoft hace cinco años, hasta solamente 13% actualmente, según ComScore.

Mayer espera que el acuerdo de esta semana con Google le permita tomar las riendas nuevamente.

A inicios de este año, ella renegoció el pacto con Microsoft, limitándolo solamente al 51% del negocio de búsquedas de escritorio de Yahoo.
El nuevo trato podría traer como resultado que el resto lo obtenga Google, aunque Mayer ha mantenido el control total para redirigir el tráfico a su gusto en el futuro.

Brian Wieser, analista de Pivotal Research, dijo que aún no estaba claro en qué cantidad el trato podría aumentar los ingresos de Yahoo, aunque casi seguramente era positivo para la compañía. "Nadie puede monetizar las búsquedas tanto como Google”, dice.

Las búsquedas representan más del 40% de los ingresos de Yahoo, pero el portal morado tiene solamente el 4,8% del mercado publicitario de búsquedas, y solamente el 2,1% a nivel mundial, según la compañía de investigaciones E-Marketer.
Los ingresos por búsquedas están aumentando, pero también están aumentando los costos pagados a otros sitios web para adquirir tráfico: como resultado, los ingresos netos por búsquedas disminuyeron en 13% el pasado año.

Google ha sido mucho más exitoso, pues disfruta del 72,4% del mercado estadounidense y más de la mitad del mercado mundial de búsquedas de 82.000 millones de dólares este año, según E-Marketer. Mayer debe intentar persuadir a los reguladores de que permitirle a Google obtener unos cuantos puntos más de cuota de mercado mediante el trato con Yahoo no "inclinará” el mercado inexorablemente en su favor.

"Todo el mundo está siguiendo los pasos de Google con mucha atención”, dice Eric Goldman, profesor asistente de derecho en la Universidad de Santa Clara.

Un gran cambio en relación con el año 2008, en que la amenaza de un litigio por parte del Departamento de Justicia de EEUU obligó a Google y Yahoo a cancelar una alianza ya planeada, es que ambos ya tienen un rival más importante.
La cuota de Microsoft de pedidos de búsqueda de escritorio en EEUU ha aumentado del 9% al 21%, según ComScore.

David Balto, ex director de políticas antimonopolio del organismo regulador estadounidense, la Comisión Federal de Comercio, dijo que "el trato ha sido muy cuidadosamente elaborado teniendo en cuenta las inquietudes regulatorias”.

El acuerdo es sólo por un periodo fijo de tres años, y no hay un acuerdo mínimo sobre cuánto tráfico Yahoo tendrá que enviarle a Google.

Balto, quien ha sido consultor para Google en el pasado pero que no trabajó en este trato, dijo: "Si aún es posible acudir a Microsoft o a algún otro, hay muchas posibilidades. Yahoo es libre de asociarse con cualquier otro”.

El trato tampoco cubre una región en la que Google ha sido cuestionado por los reguladores antimonopolio: Europa. En su lugar, operará en EEUU, África y América Latina. Incluso con esas excepciones, Yahoo y Google han preparado condiciones para deshacer sus planes si enfrentan cuestionamientos por parte de la Unión Europea.

Yahoo también está avanzando en la construcción de sus propias ofertas de búsqueda. Mayer dijo que está invirtiendo en "nuevos formatos e ideas”, especialmente en las plataformas móviles.

Yahoo también tiene un trato con el navegador web Mozilla Firefox y anhela licitar para ser el proveedor de búsquedas del navegador web Safari de Apple, cuando ese acuerdo se abra a licitación.

Mayer espera que el enfrentamiento entre sí de dos de los más fieros rivales de la industria le ayudará a lograr el próximo paso en sus planes para las búsquedas. El martes les permitió a los inversionistas entrever cómo Yahoo podría intentar convencer a los reguladores.

"Tener asociaciones con los dos grandes proveedores de búsquedas ayudará a mejorar la competencia... brindará estabilidad, así como opciones, y una mejor experiencia para el usuario”, dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada