lunes, 24 de agosto de 2015

Dando mantenimiento a Google Chrome

Chrome necesita un mantenimiento mínimo para conservar su fluidez de uso. De lo contrario se vuelve más lento y consume más recursos en la computadora. Plugins innecesarios, extensiones que ya no usas, la memoria caché de todo un año de navegación, etc. Todo ello retrasará su rendimiento.

Borrar de lo que no usa

Una de los principales motivos por los que Google Chrome se ralentiza es por la acumulación de elementos que se le añaden y que, realmente, al final no utilizas. Eliminar ese lastre resultará básico.

Aunque no sea consciente de ello, algunos programas utilizan determinadas funciones de Chrome y, al instalarlos en su equipo, éstos añaden plugins al navegador que permiten usar estas funciones.

El problema viene cuando no utilizas estos plugins, pero el navegador tiene que cargar con ellos cada vez que se inicia. El primer paso para devolver la fluidez a Google Chrome será liberarlo de los plugins que no usas.

Abra una pestaña nueva en Chrome y escriba Chrome://plugins en la barra de direcciones. A continuación se listarán todos los plugins que tiene instalados en el navegador.

Localice los de los programas que no utiliza y haga clic en “Inhabilitar”. Esto no desinstala el plugin del navegador, solo evita que Chrome lo cargue cada vez que se inicia. Si alguna vez los vuelve a necesitar, solo tendrá que volver a esta sección y pulsar sobre “Habilitar para” que vuelvan a funcionar.

Elimine extensiones

Las extensiones son pequeños programas que se integran en Chrome y le añaden funciones adicionales. Pero si ya no las usa, se mantendrán activas consumiendo recursos en tu ordenador y reduciendo el rendimiento de Chrome.

Por lo que lo más recomendable es mantener únicamente las que use de forma habitual.

Algunas de estas extensiones añaden un botón a la barra de Chrome. En esos casos, deshacerse de esas extensiones será tan sencillo como hacer clic con el botón derecho del ratón sobre dicho botón y elegir la opción Eliminar de Chrome. Otras extensiones, en cambio, no cuentan con estos botones en la barra.

Para deshabilitarlas, escriba Chrome://extensions en la barra de direcciones.

Acto seguido se listarán todas las extensiones que tienes instaladas. Desmarca la casilla “Habilitada” para desactivar la extensión sin desinstalarla o haz clic sobre el icono Eliminar de Chrome para eliminarla definitivamente.

Mantener el navegador siempre actualizado mejorará la seguridad mientras navega y le protegerá de amenazas en la red. Para asegurarse de que tiene la última versión, accede a Configuración y haga clic sobre Información, podrá ver qué versión está usando y si ésta necesita actualizarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada