lunes, 20 de julio de 2015

Así combate Gmail el spam

El spam o correo basura no sólo es una molestia, sino que, además, puede resultar peligroso. Los mensajes de spam pueden venir con un regalo sorpresa en forma de código malicioso, que pretende infectar el equipo. Otros e-mails sencillamente son phishing, que intenta suplantar a una organización legítima para cometer alguna clase de fraude. Gmail es el servicio de correo web de Google, que lleva en marcha desde el año 2004. Actualmente, cuenta con más mil millones de usuarios registrados. La compañía asegura que solamente una media de un 0,1 por ciento del correo no deseado acaba colándose en la bandeja de entrada de Gmail. Además, sus filtros clasifican mal (como falsos positivos) alrededor del 0,05 por ciento de los mensajes; ese es el porcentaje de mensaje legítimos que acaba en la bandeja de spam sin serlo.

La compañía sigue mejorando sus sistemas de filtrado para dejar fuera todavía más spam. Uno de sus jefes de producto, Siri Harsha Somanchi, acaba de desvelar en el blog oficial de Gmail que sus filtros utilizan redes neuronales artificiales para detectar y bloquear los correos basura especialmente insidiosos, que todavía a fecha de hoy pasan por inofensivos. El sistema además no es igual para todos los usuarios, porque tiene en cuenta las preferencias individuales. Por ejemplo, el sistema sabe si una bandeja de entrada determinada suele recibir habitualmente boletines o no. La compañía también ha afinado el filtro de spam para hacerlo más sensible a los mensajes de correo de phishing. Con las nuevas técnicas de aprendizaje de sus máquinas, Gmail puede averiguar si un mensaje procede de un remitente verdadero, y desechar el resto.

El objetivo al que aspira Google es a que Gmail quede libre de spam. Por eso, además la compañía solicita la colaboración de los usuarios para que informen sobre los e-mails basura que reciben. Se trata de una función que lleva en marcha desde julio de 2007. Es el botón de Marcar como spam, que se puede pulsar cuando un mensaje está seleccionado. Esa operación ayuda a entrenar el sistema de filtrado del correo no deseado. Eso ayuda al usuario concreto y a toda la comunidad en su conjunto. Otro botón que también contribuye a entrenar el aprendizaje de las máquinas de Google es el de No es spam. De esa forma, el sistema puede reconocer que se ha producido un falso positivo para próximas ocasiones.

Google además ha aprovechado para presentar otra herramienta relacionada con el correo no deseado llamada Gmail Postmaster Tools. Está dirigida a los remitentes de mensajes en lugar de a los destinatarios. A través de ella, la compañía comparte con los remitentes a gran escala cómo funciona su sistema, de modo que sus mensajes puedan llegar indemnes a los buzones de los destinatarios. A estos remitentes de grandes volúmenes de mensajes, les proporciona información útil, como estadísticas sobre los errores de entrega, e informes de spam y sobre la reputación del remitente. Esto se completa con la guía de buenas prácticas que Google tenían en vigor anteriormente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada