domingo, 28 de junio de 2015

¿Por qué Netflix está desplazando a la TV?

En 1997, Reed Hastings se dio cuenta de que por no devolver a tiempo el DVD de Apolo 13, que había alquilado, tenía que pagar $us 40.

Aquella cifra le pareció demasiado y se rehusó pagar tal cantidad de dinero. Fue entonces cuando Hastings decidió fundar una compañía que no les cobrara multas a sus usuarios por demorarse en la devolución de sus películas, sino una tarifa mensual por un número ilimitado de alquileres.

En poco tiempo Hastings abrió las puertas virtuales de un negocio que hoy es conocido como transmisión en internet, o streaming. Es así que Netflix se convirtió en un servicio de streaming que permite ver películas y series directamente desde Internet y los usuarios cuentan con un abono.

En números
Datos oficiales de la empresa señalan que hasta el primer trimestre de este año, el sitio contaba con más de 62 millones de clientes en todo el mundo. En gran parte, esto se debe a la calidad de producciones propias que la empresa empezó a emitir como House of cards, que solo se puede seguir a través de Netflix. La facturación de la compañía suma $us 1.570 millones anuales.

Este fenómeno ha presionado a que las grandes cadenas hayan mudado parte de su contenido hacia sus portales en Internet y que empresas como Sony Pictures hayan anunciado su sociedad con Netflix para la producción de un show que será distribuido solo por la red.

Después de fortalecer su contenido en línea con la adquisición de varios títulos de películas, documentales y series reconocidas como Mad Men y Breaking Bad, Netflix decidió cambiar el negocio y apostar por el estreno House of Cards. La serie protagonizada por el actor ganador de dos premios Óscar, Kevin Spacey, y dirigida por David Fincher.

La producción tuvo el beneplácito de la crítica, con nueve nominaciones a los premios Emmy e hizo que sus suscriptores aumentaran 40 millones. De ese modo superó a su competidor directo, el canal de televisión HBO, que se quedó con 27 millones de espectadores.

Actualmente, el empeño de Netflix es no abandonar el camino y ya puso más contenido propio con series como Orange is the new black y la continuación de la serie de culto Arrested Development.

Según el último reporte en EEUU, las personas entre los 18 y 49 años (el público objetivo de todas las cadenas grandes de televisión) ven entre 45 y 60 minutos menos de televisión con respecto al año pasado.

En Bolivia cada vez son más los usuarios que se suscriben a este servicio que ofrece paquetes desde $us 10. Richard Morón, ingeniero de sistemas, sostiene que para tener una óptima conexión se debe contar con un buen proveedor de Internet y que mínimamente se debe contar con 1 Mega de velocidad.

“Lo interesante es que te podés conectar desde el celular, una computadora, una tableta electrónica, un televisor inteligente o enlazar tu TV a la computadora. Además, Netflix ofrece un tipo de contenido muy apreciado por los jóvenes como son las películas y las series de toda clase de temáticas y géneros”.

Lo cierto es que la tecnología digital devora cada vez más los soportes tradicionales y cambia nuestros hábitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada