lunes, 8 de junio de 2015

Cómo reducir el consumo de recursos en Google Chrome

Chrome es el navegador más utilizado del mundo. Pero desde hace unas cuantas versiones este programa ha aumentado el consumo de recursos que “consumen” las pestañas. Si trabajamos desde una portátil o una tableta con poca memoria RAM, es probable que en muchas ocasiones tengamos que enfrentarnos a la encrucijada de tener que cerrar varias pestañas para seguir utilizando el equipo. Un problema que se puede solucionar fácilmente gracias a la extensión “The Great Suspender” para este navegador (en versión escritorio). Este programa se puede configurar con diferentes parámetros para suspender aquellas pestañas que estén inactivas.

Para instalar esta extensión, hay que acudir a la tienda Chrome Web Store . Este pequeño programa se instalará en apenas unos segundos y veremos aparecer su icono en la esquina superior derecha, junto a las tres barras horizontales que sirven para abrir las opciones de Chrome. Además, automáticamente se abre una pestaña con un mensaje similar al que vemos en la imagen superior y un enlace para acudir directamente a la página de configuración de The Great Suspender. Otro modo de acceder a esta ventana de configuración es apretar sobre el icono de la extensión y después en“Settings”.

Lo primero que tenemos que decidir es el tiempo que permanecerán activas las pestañas antes de que se suspendan para ahorrar recursos. Por defecto, este valor se sitúa en una hora, pero podemos escoger en un amplio rango de opciones que van desde nunca a tres días pasando por otros valores como diez minutos, seis horas o medio día. En principio, parece razonable escoger un valor como una hora o incluso media hora. Por debajo de esta selección encontramos diferentes reglas que ayudan a gestionar mejor el modo en el que funciona esta herramienta. Por ejemplo, se puede determinar que nunca se suspendan las pestañas que hemos añadido a favoritos. Y otra opción todavía más importante: no suspender aquellas pestañas que contengan formularios que no se hayan guardado. Hay que tener en cuenta que cuando se suspende una pestaña y luego se vuelve a recargar se pierden los datos no guardados, así que marcar esta casilla resulta una buena decisión.

También tenemos opción de suspender las pestañas sólo cuando estemos conectados a Internet, o sólo en el momento en el que la portátil o tablet no está enchufado a la red eléctrica y queremos aumentar su tiempo útil.

Por otra parte, si hacemos click en el icono de la parte superior derecha del navegador tenemos la opción de suspender la pestaña actual, suspender el resto de pestañas abiertas o volver a activar todas las pestañas. Éstas son sólo algunas de las opciones con las que nos permite jugar esta herramienta realmente útil y que nos ofrece muchas opciones para trabajar con ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada