lunes, 2 de febrero de 2015

Google invertiría en construcción de cohetes y naves espaciales

La compañía del buscador ha dado el salto al mundo de los dispositivos móviles, a los PC de escritorio, al software para empresas o a la creación de sus propios coches autónomos que conducirán sin que tengamos que mover las manos. Pero ahora, las últimas informaciones apuntan que Google podría dar el salto al espacio e invertir más de 10.000 millones de dólares en la compañía SpaceX. Esta firma dirigida por el cofundador de PayPal está especializada en la construcción de cohetes y naves espaciales.

Las informaciones que han surgido en The Information apuntan a que Google estaría interesado en invertir en SpaceX. Esta compañía se ha especializado en la construcción de naves y cohetes espaciales que quieren abaratar las tecnologías utilizadas en su construcción y despliegue. Sobre todo, con la capacidad de que estos vehículos de transporte vuelvan a la tierra después de misión en buenas condiciones para que se puedan reutilizar más adelante. Una de las misiones tripuladas que quiere llevar a cabo esta firma tiene como objetivo Marte. El planeta rojo es una vieja aspiración de la exploración espacial, pero hasta ahora no se ha llevado allí a ningún astronauta.

Pero las miras de Google no apuntarían tan lejos (al menos por el momento). La compañía estaría interesada en una misión más cercana a la tierra. En concreto, a unas 750 millas o 1.200 kilómetros de la superficie terrestre. A esta distancia se estaría preparando el despliegue de una flota de cientos de satélites de un tamaño menor que orbitarían alrededor de la Tierra. Esta distancia es muy inferior a la que tienen los satélites tradicionales de comunicación, que ascienden a los 35.000 kilómetros (a esta altura se coincide con el periodo orbital de la Tierra, lo que tiene como ventaja la capacidad de utilizar antenas fijas).

El motivo de desplegar una red de satélites a esta altura inferior de 1.200 kilómetros es claro. Teóricamente, a esta distancia sería posible la transmisión de la conexión a Internet a cualquier rincón del planeta, una vieja aspiración de Google (incluso Facebook también está dando pasos en la investigación de la posibilidad de llevar Internet a todo el globo). Todo ello con unas velocidades de conexión comparables a la que se puede conseguir a través de la fibra óptica. La compañía del buscador podría llegar a invertir 10.000 millones de dólares en esta empresa, aunque no está claro si el interés sería por comprar SpaceX o simplemente invertir en este proyecto clave.

De momento ninguna de las dos compañías ha confirmado o desmentido esta posibilidad, aunque está claro que con una empresa como Google siempre llegan sorpresas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada