lunes, 26 de enero de 2015

Google busca tener en las carreteras sus autos autónomos

La compañía del buscador quiere acelerar el desarrollo de sus coches inteligentes Google Car. El objetivo es que se comience la producción a nivel masivo durante el año 2020, según se informa desde Reuters. Cinco años en los que la firma buscará alianzas con los nombres más fuertes del sector, como General Motors, Ford, Toyota o Volkswagen. Un esfuerzo común que cristalizaría con un nuevo concepto de automóvil que nos llevaría a nuestro destino sin que tengamos que mover un dedo. El futuro ya (casi) está aquí.

Probablemente ya hayas oído hablar de Google Car, un proyecto que lleva en marcha varios años y que busca crear un coche autónomo, capaz de conducir sin necesidad de intervención manual. Una idea futurista que hemos visto reflejada en numerosas películas y que está mucho más cerca de convertirse en realidad de lo que podíamos pensar. La compañía del buscador ha puesto fecha para comenzar la producción a gran escala de este coche autónomo: 2020. Un objetivo de cinco años que puede parecer todavía lejano, pero que está bastante cerca si pensamos que se trata de un invento que puede revolucionar por completo el mundo de la conducción.

El funcionamiento sería simple. Este coche operaría a través de los datos recogidos por varios sensores y nos ofrecería la mejor ruta para llegar a nuestro destino gracias a Google Maps. Claro que muchos pueden encontrar en este movimiento de Google una nueva vía para llegar hasta nuestros datos e invadir todas las esferas de nuestra vida. Pero claro, por el lado positivo de la balanza este coche podría ser capaz de salvar, cientos de miles de vidas. Y es que el uso de esta tecnología podría reducir drásticamente el número de accidentes que se sufren en la carretera.

Durante los próximos años Google buscará aliados entre las principales compañías de automoción para fabricar sus Google Car. Entre los nombres con los que ya se ha puesto en contacto esta empresa encontramos a General Motors, Ford, Toyota o Volkswagen. Una estrategia que parece acertada, ya que la compañía siempre se ha movido bien a la hora de entrar a mercados nuevos, buscando la ayuda de empresas consolidadas que sirvan como plataforma para dar el salto.

Mientras tanto, seguirá trabajando para perfilar y mejorar su coche inteligente. A pesar del avance que está experimentando este proyecto, todavía está por ver cómo reaccionarán los diferentes gobiernos a los coches completamente autónomos. Un portavoz de Google afirmó en una entrevista que no creen que haya mucha confrontación con los legisladores, una vez se pruebe que se trata de una alternativa segura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada