sábado, 24 de enero de 2015

EDUCACIÓN MÁS REDES SOCIALES IGUAL A “INNOVACIÓN DIDÁCTICA”

En los últimos años, la forma de comunicarse y de interactuar de los usuarios de Internet se ha visto influenciada por las redes sociales. En esencia, se trata de páginas web que agrupan a usuarios unidos por intereses comunes. Son una herramienta fundamental para mantener el contacto con amigos, familiares y compañeros en el entorno personal. También permiten conectar a personas con intereses profesionales similares, establecer relaciones laborales y compartir conocimiento e información.
¿Son las redes sociales una moda, una tendencia, una revolución...? Portales como Facebook, MySpace, Tuenti, Twitter, Linkedin, etc. nos ofrecen la posibilidad de interactuar y además, abren la puerta a la innovación didáctica. En este sentido, parece innegable que las redes sociales favorecen, como mínimo, nuevas oportunidades de aprendizaje, sobre todo si tenemos en cuenta las teorías que destacan al alumno como centro del proceso educativo, participando activamente e implicándose, en lugar de ser un mero receptor de la información.
El uso de las redes sociales ha aumentado en los últimos años de forma exponencial, ya que a parte de las páginas más populares que son Facebook, Twitter, Myspace, etc; de un tiempo a esta parte varios centros de educación superior como las universidades empiezan a crear sus “propias aplicaciones y plataformas” para favorecer la interacción y el intercambio entre sus estudiantes, profesorado y personal.
¿Cuál es la situación de los menores de edad respecto a las redes sociales? Los niños cada vez acceden a Internet a edades más tempranas. Según el estudio EU Kids Online de la Comisión Europea, uno de cada tres niños de 9 a 10 años utiliza internet diariamente ya sea desde computadores o teléfonos inteligentes en ciudades capitales; esta situación a futuro nos permite ver a una nueva generación de jóvenes y adolescentes con amplio dominio de las redes sociales que cada vez adquieren mayor sofisticación.
El uso que se hace de las redes sociales es a menudo cuestionado, especialmente por la incompatibilidad con las tareas propias de los estudiantes con sus asuntos personales, donde a menudo el estudiante presta más atención a sus temas personales (amistad, eventos, etiquetas, juegos, etc.), que a las propias tareas encomendadas, cuya solución pasa por un control del profesor en conjunto con los padres de familia (o tutores) cuyo objetivo será encaminar al educando hacia el uso responsable y adecuado de las redes sociales.
En definitiva, se abren un sinfín de posibilidades de aplicación de las redes sociales en el ámbito educativo. Las redes sociales pueden ser una ventaja para el alumnado, debido a que de forma fácil y rápida se fomenta el diálogo entre compañeros, compartir recursos, favorecer el aprendizaje colaborativo, desarrollar las habilidades comunicativas, etc. Aunque para desarrollar estas posibilidades será necesario un buen conocimiento del medio, la formación del profesorado, los recursos económicos, la implicación de alumnado y familias y sobre todo, la innovación didáctica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada