lunes, 29 de septiembre de 2014

Redes sociales deben ser utilizadas como mecanismos de prevención

El defensor del Pueblo, Rolando Villena, preocupado por los constantes reportes de desapariciones de menores de edad, especialmente en casos de mujeres adolescentes alteñas quienes presentan diversas confesiones a través de redes sociales, observa que estos medios debieran ser utilizados como mecanismos de prevención y no como un ámbito de peligro.

Asimismo, sobre esta problemática, jóvenes de diferentes sectores del país se unen y crean grupos a través de la red social Facebook donde mantienen constante relación para impulsar el buen manejo de este medio de comunicación. Uno de estos grupos fue denominado “Mañana puedo ser yo”, donde los participantes tienen la finalidad de que las y los adolescentes eviten dar a conocer sus datos personales, además de fotografías inadecuadas y expresar sus estados de ánimos, sobre todo cuando se sienten deprimidos, porque este es uno de los factores aprovechados por personas dedicadas a la captación de adolescentes con propósitos ilícitos.

“Son casos aislados de muchachos que se han organizado en las redes sociales, con la finalidad de evitar ser víctimas de las redes de tratantes y saben cómo defenderse, pero estos casos deberían ser definidos como políticas públicas de seguridad por parte del Estado y los gobierno departamentales y municipales, quienes deben aplicar mecanismos de protección en las redes sociales”, indicó Villena.

Asimismo, el Defensor aseguró que la ingenuidad y el desconocimiento de los adolescentes permite que ellos no se cuiden al hacer uso de estas redes sociales y se muestren vulnerables porque no se encuentran acompañados por sus padres cuando frecuentan la Red de Internet.

PARTICIPACIÓN

DE PADRES

Para el Defensor del Pueblo, en las campañas de protección realizadas a través de redes sociales debieran participar padres de familia con la finalidad de que ellos puedan proteger a sus hijos e hijas para evitar que se conviertan en presa de la trata y tráfico de personas.

Villena recomienda a los padres de familia no desvincularse de los intereses de sus hijos e hijas por más mínimos que sean y que se fortalezca los lazos de confianza y de afectividad, cariño, porque los menores, quienes “en su soledad no saben qué hacer y ellos confían en sus amigos antes que en sus padres porque de ellos sólo recibirán regaños o rechazo y no saben las consecuencias de estas relaciones de generar pandillas o ser víctimas de tratantes”, remarcó.

La autoridad recomienda a los padres de familia actualizarse en el manejo de las nuevas tecnologías y poder relacionarse con sus hijos en ellas, un ámbito donde los menores y mayores no necesariamente requieren utilizar sus nombres reales y completos, por seguridad.

“Es mejor que estén con sobrenombres o nombres de pila, porque el manejo de la información real, primero es delicada y por seguridad es mejor no dar a conocer toda la información de una persona, porque es una dato sutil, lo que es aprovechado por redes de piratas o tratantes de personas”, recomendó Villena.

Además, propuso que los mecanismos de control necesarios para un buen uso sean los requisitos mínimos para que los adolescentes puedan acceder a las redes sociales con el propósito de disminuir los casos de personas desaparecidas, ya que 30 de cada 100 denuncias en las instancias policiales corresponden a este grupo social.

De esta cantidad de personas desaparecidas en la ciudad de El Alto en menos de un mes, se denunciaron 13 casos de extravío de adolescentes en 48 horas, de ellos el 90% eran adolescentes mujeres quienes todas tenían una actividad permanente con sus pares o amigos no conocidos en sus páginas de Facebook, pero los padres de familia desconocían dicha situación.

Asimismo, Villena aseguró que las redes sociales que en la actualidad se convierten en una amenaza para los y las adolescentes, debieran ser utilizadas como una oportunidad para proteger a la población más vulnerable de la trata y tráfico de personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada