viernes, 19 de septiembre de 2014

Los partidos políticos solo aprovechan el 5% de la utilidad de las redes sociales



De acuerdo con un análisis realizado por especialistas en internet y estrategias digitales, los cinco partidos en carrera electoral solo aprovechan el 5% de la utilidad de las redes sociales para buscar el voto en las elecciones del 12 de octubre.

“Siendo optimistas, (las fuerzas políticas) aprovechan el 5% de lo útil que pueden ser las redes; dan prioridad a la campaña convencional, a las caravanas dominicales, afiches, volantes, puerta a puerta, y los medios de comunicación masivos. Ven las redes como algo accesorio”, explicó Alberto García, analista y parte del comité editorial de la revista Política 2.0.

Agregó que, en general, los políticos aún no consideran al Facebook, Twitter o YouTube como medios de interacción multidireccional y tampoco articulan la campaña en internet a la estrategia de proselitismo convencional.

Internet. “Si se le da un buen uso, por supuesto, puede servir de mucho para generar una imagen positiva y en la intensión de voto, sobre todo para partidos nuevos o que no cuentan con muchos recursos para ganar el voto de los migrantes en el exterior, pero requiere de tiempo y una estrategia”, agregó el analista en redes.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) habilitó al Movimiento Al Socialismo (MAS), Partido Verde de Bolivia (PVB), Movimiento Sin Miedo (MSM), Unidad Demócrata (UD) y al Partido Demócrata Cristiano (PDC) para participar en los comicios previstos para octubre.

Estos tres últimos argumentaron que usarán las redes para seducir el voto migrante porque no cuentan con tiempo ni recursos para que sus candidatos viajen a 33 países para hacer campaña. Respecto a la labor proselitista, García sostuvo que con las redes sociales se debe llevar a cabo un trabajo segmentado a distintos públicos, sobre todo a los jóvenes, que es el sector más vinculado con la era digital y las nuevas tecnologías.

“En las páginas o cuentas de los partidos no hay las herramientas básicas como audios, fotos, videos, la agenda de los candidatos, incluso información básica desde la ubicación de los militantes y la cantidad por sectores. Eso ayuda a viralizar la información”, dijo García.

El informe fue ofrecido, ayer, en el marco del conversatorio denominado “Estrategias digitales y redes sociales en campañas políticas”, impulsado por el Proyecto de Fortalecimiento Democrático del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En el evento desglosaron el segundo número de la revista referido a las redes sociales que más usan las fuerzas políticas y la cantidad de seguidores de los postulantes. Según el monitoreo realizado, entre el 28 de julio y el 12 de agosto, a 775 cuentas de actores políticos (partidos y candidatos), el Facebook es la red más usada para el activismo político.

Si bien el MAS —como tienda política— tiene más seguidores, el candidato de UD, Samuel Doria Medina, es uno de los más vistos en las redes. Por tanto, el número de seguidores de los postulantes no necesariamente corresponde con el que tienen los partidos. Pero este factor no es determinante en la intención de voto.

Percepciones

‘Todavía no se da el lugar de importancia a las redes’: Alberto García, analista de la revista Política 2.0, sobre internet y redes

Todavía no se da el lugar de importancia que tienen las redes sociales. Aún prima la estrategia clásica y convencional de usar los medios masivos de comunicación, además ir a las calles, en caravanas o entregar volantes y colar afiches. Aún no se visualiza este espacio como un nuevo lugar de la política que requiere estrategia y tiempo integral. Si bien la cantidad de seguidores o visitas a las cuentas de los partidos no es determinante en la intensión de voto, la percepción del internauta puede cambiar si se combina la campaña digital con la que se hace en la calle.

‘Los partidos no aprovechan el potencial de esta tecnología’: Delina Garson, comunicadora de Unicef en Bolivia

Los partidos no están aprovechando el potencial de esta tecnología que implica las redes sociales, concretamente hacia el público joven y los adolescentes. Los políticos están reaccionando a la coyuntura sin centrarse en su programa de gobierno, es decir sus ofertas concretas hacia la niñez, adolescencia y a los jóvenes electores. A través de las redes se pueden emitir mensajes más ágiles y claros que respondan a las necesidades que tiene la juventud que puede incidir en la intensión del voto. No se debe reaccionar a la coyuntura, sino asumir de forma propositiva las demandas ciudadanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada