domingo, 3 de agosto de 2014

‘Sharknado 2’ desata una ‘tormenta’ en Twitter



La absurda película televisiva de desastres Sharknado 2, sobre un tornado de feroces tiburones que llueven sobre Nueva York, fue un deleite para tuiteros luego de su exitoso estreno, informó el canal Syfy.

La cinta, que se estrenó el jueves en la noche, alcanzó en Estados Unidos 3,9 millones de espectadores, informó el canal.

La continuación de la película del año pasado Sharknado, que se convirtió instantáneamente un clásico de culto por su improbable premisa, también fue un éxito en las redes sociales y en determinado momento incluso dominó la lista completa de las diez mayores tendencias de Twitter.

“Sharknado 2 es la cinta más social que ha habido en la televisión, incluso más social que cualquier episodio de Game of Thrones, The Bachelorette o Survivor, publicó Syfy en el comunicado.

El servicio que monitoriza los ratings Nielsen registró 581.000 tuits sobre Sharknado 2, cifra mucho mayor a los 59.000 tuits que alcanzó la entrega de talentos America’s Got Talent, el programa de verano más popular entre los televidentes estadounidenses.

La primera Sharknado, en la que una tormenta de tiburones caía sobre Los Ángeles, alcanzó 1,4 millones de espectadores y provocó 318.000 tuits, cifras clave en momentos en que los ejecutivos están tan atentos a la respuesta en las redes sociales como a las cifras de rating.

La ahora saga es vista como un homenaje a las películas serie B de Hollywood, es adorada por los amantes del mal gusto intencional y vista como una comedia aunque pretende ser una cinta de desastres.

Con buena dosis de autocrítica humorística, Sharknado 2 es protagonizada por Ian Ziering de Beverly Hills 90210 y Tara Reid de American Pie, quien reveló a la revista GQ que no piensa que la premisa de la cinta sea tan ficticia. “Las probabilidades de que ocurra son remotas, pero puede ocurrir, lo que es loco”.

La revista Variety afirmó que Syfy ya encargó un tercer episodio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada