lunes, 26 de mayo de 2014

Ya llegan las primeras solicitudes para el “olvido”

Hace dos semanas atrás el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó una sentencia muy interesante por la que cualquier individuo o usuario puede hacer uso del derecho al olvido en la red de Internet. Es así que los motores de búsqueda en Internet eliminaran los datos en los resultados de los usuarios que así lo soliciten. Y es que, en un mundo en el que Internet ha cambiado las reglas del juego sobre la privacidad de los datos de carácter personal, esta sentencia obliga a buscadores tan importantes como Google a atender dichas propuestas en las condiciones que dicta la ley.

Así, al día siguiente de entrar en vigor la sentencia, Google ha empezado ya a recibir solicitudes de individuos que desean que sus datos desaparezcan de los resultados de búsqueda por considerar que les perjudican. Las solicitudes llegan tanto de personas como de empresas, cuyos nombres se ven vinculados a informaciones negativas, ya sea en noticias o en foros.

Entre los casos más llamativos se pueden encontrar desde personas que han sido acusadas de asesinato, hasta famosos o políticos que han sido relacionados con delitos, como el abuso sexual o de drogas. Sin embargo, no toda la información que aparece en Google, y que es negativa hacia ciertas personas o empresas, es susceptible de ser eliminada. Según la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, sólo se podrá eliminar aquella información que no sea “de interés general”, en ese caso, los individuos no podrán ejercer su derecho al olvido. Así, la información susceptible de ser eliminada es la información considerada como irrelevante o informacióndesactualizada.

Por su parte, el personal de Google, el motor de búsqueda en Internet más utilizado actualmente, ha mostrado su profunda decepción ante esta sentencia. Cuando surgió este debate el año pasado, el abogado general de la Unión Europea fue claro al no obligar a los motores de búsqueda a atender este tipo de solicitudes. Otros defensores de esta postura sostienen que Google solo actúa como un mensajero al simplemente indexar páginas web y que no se le puede responsabilizar de los contenidos que otras páginas publiquen. Además, muchos consideran que obligar a Google a atender estas solicitudes representa un grave atentado contra la libertad de expresión.

Sin embargo, desde la semana pasada todo ha cambiado, y muchos miembros de la Comisión europea están de acuerdo en que la sentencia del Tribunal europeo de Justicia representa una victoria en lo que a protección de datos de carácter personal se refiere.

Mientras que algunos abogados han calificado el proceso para ejercer el derecho al olvido en Google de lento y engorroso, las primeras solicitudes no se han hecho esperar, lo que demuestra que el Tribunal europeo de Justicia ha puesto solución a una preocupación latente entre la ciudadanía. En estas circunstancias, Google, muy a su pesar, tendrá que agilizar los trámites para comportarse dentro de los límites que marca la nueva ley.

Sin embargo debemos aclarar que los datos serán eliminados en los resultados de las búsquedas, no así de las páginas fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada