jueves, 6 de marzo de 2014

Mario Durán Chuquimia, bloguero: “Creé un blog para mostrar que El Alto no sólo era marchas”

"El movimiento de los blogueros se inició en 2005 en la ciudad de El Alto. Luego tuvimos en 2007 capacitación con voces bolivianas”

Mario Durán Chuquimia es quizá el primer bloguero que surgió en El Alto, y sin duda es uno de los primeros que comenzó a actuar en toda Bolivia. Sin duda es un pionero.
Comenzó blogueando desde un café internet. Hoy es impulsor de un proyecto de internet comunitario en El Alto (zona wifi). Y sostiene que la meta a futuro es "que todos los alteños tengamos buenas conexiones de internet”.
Durán, que bautizó a su blog Palabras Libres, cuenta que su principal motivación para crear un blog fue mostrar que la ciudad de El Alto no sólo se reduce a las marchas, sino que también goza de una riqueza en distintos ámbitos.
El blog fue el primer paso, luego siguieron varios. En la actualidad es un líder de opinión y palabra autorizada en temas referidos a la conexión de internet.

Desde tu experiencia, ¿cómo definirías un blog?
El blog es una página web fácil de actualizar, con un alto poder de comunicación. El movimiento de los bloggers se inició en 2005 en la ciudad de El Alto. Luego tuvimos en 2007 capacitación con voces bolivianas.

¿Cómo dirías que fue la experiencia de ser el primer bloguero alteño?
Tenía la necesidad de comunicar lo que pensaba al resto del mundo. Entonces, como era una herramienta muy poderosa, he logrado contactarme con gente y medios del exterior, y tengo una serie de anécdotas. La motivación, para empezar, fue mostrar que El Alto no sólo era marchas, sino que había una riqueza cultural que había que mostrarla, desde la arquitecta, la farándula, formas de organizar las sociedades, la vida misma.

¿Qué beneficios personales te ha dado el contar con un blog?
Conocer a mucha gente en el mundo y hacer proyectos para cambiar tu realidad. Ésa creo que es la mayor potencia y es la capacidad de contar una historia y materializarla también.

¿Cuál es la experiencia que más destacarías?
En lo genérico, es haber empezado por mostrar la realidad de El Alto a través de un blog. Luego ante el hecho de no tener internet, hemos empezado a desarrollar el proyecto de la zona wifi en El Alto, el internet comunitario.
Luego nos hemos relacionado con la gente que desarrollaba proyectos de software en la UPEA, luego vino el tema del software libre. Entonces, fue una cadena de acontecimiento que hace lo que hago hoy.

¿Qué sabes de la experiencia de lectores?, ¿la experiencia es conocer gente?
La más importante fue el haber conocido a las personas. Mucha gente que leía, amigos del exterior, amigos aquí, ya te conocían por lo que hacías, por lo que escribía, por lo que decía.
Lo más curioso es que a través de esto puedes inferir muchas cosas sobre la persona. Entonces, en un puesto laboral ya no requieres mostrar tu currículo: "Ah... no, yo te leo, te decían”. Eso es lo más curioso.

Varios en El Alto empezaron a bloguear desde un café internet. ¿En tu caso también ha sido así?, ¿dirías que es fácil o complicado ser bloguero en El Alto?
Bueno sí, todos hemos empezado en un café internet. Es difícil pues porque lo haces con un tiempo de uso, no con las mejores condiciones. Recuerdo que era difícil subir un video o un audio. Entonces, ahora la meta es que todos los alteños tengamos buenas conexiones a internet, aprendan programación porque ésa va a ser una herramienta de desarrollo.

¿A qué atribuyes el boom de los blogueros en El Alto?
En El Alto siempre te sorprende la creatividad de la gente en el comercio, en la industria... el helicóptero que lo están armando en un taller y esto también se refleja en el ciberespacio, y la gente en El Alto siempre busca canales propios de expresión y tiene que mostrar arte.
Pese a que en el resto del país ya hay un movimiento más de la onda facebookera, la comunidad de blogueros en El Alto sigue viva y ha logrado concentrar hasta alrededor de 70 personas. Y siguen, hay una persistencia en el uso de las herramientas e incluso gente que ha logrado recibir recursos por recibir en un blog.

¿Qué hace falta para que El Alto se convierta en un polo tecnológico del país?
Existen ya las condiciones, equipos, una ensambladora de laptops y smartphones se va a instalar camino a Viacha; tienes la Universidad Pública de El Alto (UPEA), un interesante movimiento... Tenemos jóvenes que han desarrollado aplicaciones, y está el movimiento de software libre, que ha estado presente en esa universidad.
Tienes otros institutos tecnológicos, como el de Puerto de Mejillones, que tenía incluso un proyecto de robótica aplicada a la industria automotriz... Además, los mejores programadores están en El Alto: los últimos campeones de las olimpiadas científicas tecnológicas de Bolivia son oriundos de esta ciudad. La campeona de hace dos años, por ejemplo, vivía en Río Seco.
Luego tienes también la juventud, el 70% de la población es joven en El Alto. Entonces tienes lo más importante para convertir a una ciudad en un polo tecnológico. Es decir, se cuenta con un esquema de formación de futuros programadores en la ciudad de El Alto; tienes infraestructura, tienes las carreras y los institutos técnicos. Lo que falta es visibilizar los éxitos de los jóvenes, formar un ecosistema de formación... Entonces ya tienes las condiciones y hay que pisar el acelerador a fondo para que El Alto se convierta en un polo tecnológico de toda Bolivia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada