viernes, 17 de enero de 2014

La promesa de las redes sociales

Las redes sociales funcionan por modas, como todos los bienes de consumo, aunque con transformaciones a diferentes velocidades. Ahora le toca disfrutar de las mieles del auge a Pheed, una red social que pretende combinar todas las funciones y servicios de las redes más importantes ya establecidas. Por ahora, la fórmula está funcionando gracias a su propuesta de compartir sus ingresos con los usuarios que generen contenido de interés para el gran público.

Como red social, Pheed ofrece las principales funciones de Twitter, Instagram, Vine y Facebook, todo en uno. Con dos añadidos:

- Amplía el límite de caracteres a 420, frente a los famosos 140 de Twitter (que tanto se están replanteando ahora los de la compañía del pajarito tras su salida a Bolsa).

- El usuario conserva el control, propiedad y derechos legales de los contenidos que publique. Esta opción es especialmente interesante para artistas plásticos, como ha quedado patente con Instagram tras un cambio en su política de copyright que ha hecho migrar a buena parte de sus usuarios, aunque la red social mantiene su pujanza entre el público general.

En busca de la rentabilidad

Pero la gran novedad de Pheed es que trata de solventar el problema de la monetización. Esta cuestión trae de cabeza a los responsables de Facebook, Twitter y otras tantas plataformas sociales, que no consiguen rentabilizar adecuadamente el inmenso éxito del que disfrutan y se ven obligados a improvisar arriesgadas políticas publicitarias para capitalizarse y tranquilizar a los accionistas. ¿Cómo pretende resolverlo Pheed? Incluyendo a los prosumers, esto es, los consumidores (usuarios) que son a la vez los productores de contenidos. Con dos vías de actuación:

- Hacia los usuarios: estableciendo al servicio gratuito de red social la posibilidad del pay-per-view, que es el que genera ingresos. Nadie va pagar por ver leer en Pheed el comentario de un amigo o ver la foto de la excursión de su tía (esa sería la parte gratuita), pero muchos fans sí que podrían destinar pequeñas cantidades a ver en directo a su artista favorito actuando desde el salón de su casa. Las posibilidades son infinitas.

- Hacia los influencers, artistas y famosos de toda condición: proponiéndoles repartir una parte del pastel por sus contenidos.

El eslogan ha calado: “Pheed, la red social que te permite ganar dinero con tus publicaciones”.

Abrir la puerta al pago a quienes generen ingresos por sus contenidos es algo que ninguno de los grandes había hecho hasta ahora. La primera consecuencia es que miles de influencers de redes como Vine han migrado a Pheed. Si el resto sigue sus pasos, sería el fin de la figura del prosumer como la conocemos. Al menos, del prosumer gratuito.

Funcionalidades

A continuación, un resumen de las funcionalidades de Pheed:

• Capturar y compartir fotos de alta resolución de cualquier tamaño

• Cargar álbumes de fotos en un solo pheed

• Capturar, grabar y compartir vídeos de alta definición sin límite de tiempo

• Grabar y compartir sonido, notas de voz y cortos de audio

• Proteger el contenido con la herramienta de derechos de autor

• 420 caracteres

• Uso de hashtags, menciones y etiquetas

• Ordenar la vista temporal usando filtros de contenido (fotos, vídeo, audio…)

• Remix (como retweet)

• Crear listas de reproducción de texto, audio, fotos o vídeo

• Compartir pheeds en Facebook, Twitter, por e-mail y por mensajes directos
● Bloquear a otros usuarios (seguidores) para que no tengan acceso al contenido propio

• Marcar el canal como privado y aprobar quién se puede suscribir a él (seguirte) 
● Opción fantasma – esconder el contador de suscriptores a los ojos del resto de usuarios

• Recibir alertas por eventos de transmisión programada en vivo que se pueden ver desde la página web

¿Podrá Pheed con el poderío de Facebook y Twitter? Difícilmente, al menos en el corto plazo. El hecho de que el público adolescente la esté acogiendo con los brazos abiertos, sin embargo, podría ser indicativo de un cambio de tendencia al que habría que prestar atención en un futuro próximo. Para artistas, famosos e influencers, sin embargo, ya es una realidad en el presente inmediato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada