viernes, 20 de diciembre de 2013

¿Qué hay detrás de un “selfie”?

Famosos y no famosos, disfrutan sacarse fotos al natural en diferentes situaciones cotidianas. La palabra “selfie” es originaria de las redes sociales pero pasó a formar parte de un uso generalizado para referirse a los autorretratos, no sólo a los de las redes.

El auge de las fotos va de la mano con los avances tecnológicos y las cámaras de fotos prácticamente en todos los teléfonos celulares.

¿Qué esconden estos auto retratos?

Lejos de ser una conexión a nivel humano, el publicar constantemente una foto auto-sacada puede ser un pedido de aprobación y aceptación de los demás, lo que puede ser un arma de doble filo, depende la repercusión y aceptación que encontremos, dicen los especialistas.

Según la Real Academia Española, un autorretrato es un "Retrato de una persona hecho por ella misma" la costumbre de tomarse una foto a sí mismo para muchos tiene que ver con vanidad extrema y para otros con la necesidad constante de compartir la vida con los demás y ser aceptados.

El acto de tomarse autorretratos puede implicar varias cosas: por un lado es un acto de vanidad o narcisismo que se ve representado por estar de alguna forma posando todo el tiempo y viéndonos a nosotros mismos minuto a minuto en cada situación. Por otra parte, es una forma de exhibir nuestra rutina y compartir con los demás cada momento de nuestras vidas en un estado natural y espontáneo, a diferencia de lo que podría ser una fotografía tradicional.

Con nada menos que más de 240 mil millones de fotos publicadas, Facebook es sin duda la mayor red social de imágenes de internet. Sin embargo, investigadores de la Sony Brook University de Nueva York, han encontrado que el uso excesivo de Facebook puede provocar una predisposición a desarrollar un trastorno de ansiedad y depresión en los adolescentes, sobre todo en las mujeres, que tienden a comparar sus realidades con las que ven en este mundo "ideal" de las redes sociales.

Sacar fotos es un acto en el tiempo en el que algo del momento se saca de su propio tiempo y se traslada y permanece.

Congela en el tiempo algo que queremos hacer persistir sobre nosotros mismos.

Fotos y autoestima

Por otra parte, investigadores canadienses, en un reporte publicado en la revista científica Psychological Science, hallaron que las personas con una autoestima baja ahogan a sus amigos de Facebook con detalles negativos sobre sus vidas, lo que hace que resulten menos agradables y tengan menos seguidores.

"La necesidad de mostrarse, puede ser considerada una forma de existir socialmente, la gente muestra lo que quiere mostrar, en general adquisiciones, viajes, situaciones felices. Es una moda social que tiene que ver con la idea de lo que está en los medios es lo que existe, como una forma de auto-afirmar la existencia", explica el psiquiatra argentino Daniel Navarro.

"Un nuevo estudio indica que muchas personas están optando por cerrar sus cuentas de Facebook por la envidia y malas energías que pueden generar en los demás. Tenemos que entender que uno muestra lo que quiere de sus vidas y la imagen que deseamos que los demás retengan de nosotros mismos...una forma de levantar la autoestima y afirmar nuestra existencia social", agrega el médico especialista en psicopatología y psiquiatría forense.

Cuando se trata de personalidades famosas, este hábito de postear fotos y mensajes a cada momento también es una forma de publicitarse, de mantenerse vigente en los medios, de generar expectativas sobre sus vidas. Es sin duda un acto que corresponde a una conducta narcisista y de auto-afirmación, a la vez que muchas veces estas fotos y mensajes tienden a humanizar a la figura, ya que la muestran en un estado más natural y espontáneo.

Según algunas encuestas sobre el tema aparecidas en Internet, entre un 25 y un 50% de las fotos autorretratos o selfies se publican en Internet. En general, las fotos que llegan a los demás tienen que ver con una imagen que la persona quiere reflejar de sí mismo o con el envío de un mensaje. Los mensajes que producen en los demás suelen ser en su mayoría positivos y tienden a levantar la autoestima de quien aparece en la foto.

En sus libros "Culto del Amateur" y "Vértigo digital", el experto en redes AJ Keen, describe los sitios de redes sociales como "templos de culto de la auto publicación...donde reflejamos nuestros deseos individuales e identidad...no es sólo una invitación para apreciar el rostro de la otra persona sino también una vía de validación de la identidad del otro".

En conclusión, sacarse fotos a uno mismo y compartirlas con los demás no es sólo un acto de vanidad sino también de auto-afirmación y construcción de la identidad, ambas cosas, características de los teens de hoy.

La “app” de los “selfies”

Uno de los éxtios del año ha sido Frontback, una “app” que te permite contar una historia de tu “selfie”. Con más de 350.000 descargas, esta aplicación permite mostrar en una sola foto lo que captan las dos cámaras de un iPhone: tu cara (por algo es un selfie), y lo que hay detrás. Sus desarrolladores, según Techcrunch, han rechazado una oferta de compra de Twitter y han recaudado más de tres millones de dólares con ella. Pero no todo son triunfos. El bluff del año ha sido Shots of Me, una red para compartir autofotos cuyo único mérito ha sido conseguir que Justin Bieber sea uno de los accionistas principales. Pero ni con esas. Mientras los selfies del canadiense consiguen más de 800.000 likes en Instagram, los que muestra en Shots of Me apenas se quedan en 80.000.

TRUCOS PARA TENER UN BUEN “SELFIE”

En los últimos días se ha hablado mucho sobre el término “selfie”. Primero porque fue elegida la palabra del año por Oxford diccionario de la lengua inglesa y después porque el presidente de los Estados Unidos Barack Obama ha protagonizado un polémico «selfie» con David Cameron y la ministra danesa Helle Thorning-Schmid en el funeral de Nelson Mandela. Además obviamente de los “selfies” de estrellas como Rihanna y Miley Cyrus, entre otras. En este caso, el «selfie» en sí no ha sido visto en la redes sociales, pero sí una instantánea externa que capta el momento. A pesar de la polémica, hay varias reglas que se aconseja seguir a la hora de tomar una fotografía autorretrato con un «smartphone», ya que es un recurso muy utilizado en las fotografías de perfiles en redes sociales. «Las personas con fotografías en sus perfiles tienen 11 veces más de probabilidades de ser vistos», comentó Yumi Wilson, del departamento de comunicación de Linkedin.

Si el usuario tiene un smartphone como Nokia Lumia 1020, iPhone 5S, Samsung Galaxy S4 o HTC One, ya tendrá la mitad del trabajo hecho, esto porque todos estos móviles tienen cámara con muy buena calidad. Pero esto no es lo único y tampoco impide que se puedan tomar «selfies» con otros teléfonos.

1. No a las «muecas»

Según Readwrite lo primero que se debe evitar es sucumbir ante la tentación de posar haciendo muecas. Claro, esto depende de para qué se quiera la fotografía, pero en general esta pose hace parecer poco seria a la persona que la realiza.

2. Buena iluminación

Para evitar sombras, los fotógrafos recomiendan evitar la luz directa del sol cuando se está en exteriores o, si se está en interiores, evitar los focos de luz ubicados sobre la cabeza. Las sombras no son agradables porque otorgan rasgos más duros y los ojos no destacan. Se recomienda un foco de luz (una ventana o una lámpara) que ilumine ligeramente desde arriba y desde un lado para los retratos de perfil. También recomiendan difuminar la luz con alguna cortina o persiana translúcida en caso de que sea muy intensa, han recomendado desde LaptopMagazine.

Evita usar el Flash LED. Si lo tienes que usar, trata de configurarlo para que sea más suave (en caso que el móvil tenga la opción). Por último, nunca tomes un «selfie» con la fuente de luz detrás tuya, es una regla básica en fotografía, ya que el sujeto a fotografiar saldrá oscurecido.

3. Considera el fondo

Muchas veces un «selfie» trata de demostrar que el usuario ha estado en un sitio específico. Por ejemplo, en un concierto con el grupo musical de fondo. También es razonable tener de fondo monumentos como la Torre Eiffel, sitios naturales como el Gran Cañón. Lo que debe descartar cualquier usuario es tomar fotografía autorretrato en los baños, una habitación desordenada.

Esto afea la imagen.

4. No mires de frente a la cámara

Desde ReadWrite recomiendan no mirar de frente a la cámara. «Sólo las celebridades y estrellas de cine pueden hacer eso y lucir bien», apuntan. Lo que quieren decir es que posar como si fuera una foto carnet no es correcto. Lo mejor es girar un poco la cabeza y que sólo una oreja sea visible al «shot». Esto crea el efecto de tener un rostro más fino y destaca los pómulos. Ten cuidado de no sostener la cámara (móvil) muy alto, ya que ocasiona que la cabeza parezca desproporcionada al lado del cuerpo.

5. Cuida el mentón

El fotógrafo Peter Hurley ha explicado en el vídeo «Es todo sobre el mentón» que las personas cuando se tomar una fotografía autorretrato suelen inclinar la cabeza hacia atrás. Pero al hacer eso el mentón suele desaparecer y en su lugar aparece una especie de papada.

Hurley recomienda todo lo contrario, inclinar la cabeza un poco hacia adelante para lograr una fotografía más favorecedora.

Hurley también apunta que si la persona, en cualquier fotografía, quiere parecer más guapa, sólo necesita entornar un poco los ojos. Según el fotógrafo, esto es un truco de las celebridades, quienes nunca miran a la cámara con los ojos totalmente abiertos.

6. Usa temporizadores y evita el «síndrome de brazo gordo»

Sucede en muchas fotografías autorretrato. Al tratar de abarcar más espacio con la cámara o de salir lo más alejado de ella, el usuario estira el brazo lo más que puede. Como consecuencia, el brazo aparece en la fotografía, pero como está mucho más cerca de lente se produce el «síndrome de brazo gordo». Para evitar esto puedes utilizar el modo de temporizador. Muchos teléfonos tienen esta opción incluida en su cámara. Si tu móvil no lo posee, puede instalar una aplicación que sí lo permita. Hay muchas de ellas como Camera MX (Android) o Self Timer Camera (iOS). Con esto podrás apoyar el móvil en una superficie y tendrás tiempo suficiente de activar el «obturador», ubicarte con el fondo y los acompañantes que prefieras y evitar ese «brazo gordo».

Otra forma de tomar sin necesidad de sostener la cámara es con accesorios como mandos inalámbricos que permite tomar fotografías a distancia, como iSnapX ó Bluetooth ShutterBall. Hay auriculares, como el del iPhone, que permite tomar fotografías con los mandos de volumen.

7. Usa la cámara frontal para fotos con «famosos»

Los «selfies» son un instrumento recurrido cuando una persona se encuentra en la calle con un personaje famoso (lo que le ha pasado a la danesa Thorning-Schmid con Obama). Un usuario no quiere dejar pasar la ocasión. Si estás solo el selfie será tu aliado aunque siempre podrás pedir a un tercero que tome la fotografía. En caso de desconfiar de otros, y prefieras el «selfie», toma esta fotografía con la cámara frontal del móvil. Esto porque ambos podrán ver cómo saldrá la fotografía. El tiempo lo es todo en un encuentro con una «celebridad» que seguro no querrá que su seguidor pida varios intentos de fotografías. Si te encuentras con alguno, pídele que te ayude a sostener el móvil, apunta la CNN.



Así también el fotógrafo de T de Teens, Marcelo Veizaga, comparte con los lectores otros consejos

• Encuadra bien la imagen para que no tener demasiado espacio desperdiciado en la fotografía. Para esto, piensa en tercios: que los ojos queden en el tercio superior de la imagen, la cabeza ocupando los dos tercios de arriba o los dos de lado.

• Intenta utilizar luz natural del sol, los mejores momentos son el amanecer y pocas horas antes de la puesta del sol.

• Ten cuidado con la contraluz ya que tú fotografía saldrá oscura si no tienes una fuente de luz de frente que aclare tu rostro.

• Juega con varias fuentes de luz, podría sorprenderte los resultados de tu creatividad.

• Otro truco para que el rostro se vea más delgado es utilizar una lámpara, mirando de costado e iluminando el perfil menos visible.

• Algo muy válido y utilizado en la fotografía profesional y aficionada es la edición de las imágenes. Lo importante es que te diviertas. Un consejo que podría salvarte de muchos disgustos, es que siempre guardes una copia de tu foto original por si algo pasa y no estás contento con el resultado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada