lunes, 23 de diciembre de 2013

¿Es posible cancelar el envío de un correo de Gmail?

¿Cuántas veces hemos enviado un correo y a los segundos nos percatamos del error? Se han dado muchas ocasiones en los que los usuarios cometimos algún error al enviar el correo ya sea por un error en su contenido, por la omisión de un adjunto o porque simplemente no era esa persona su destinataria. Muchos pensamos y asumimos que no hay vuelta atrás, una vez que apretamos el botón de enviar. Muchos de los correos que enviamos a diario no tienen mayor trascendencia, pero seguro que nos arrepentimos de no haber leído un par de veces más alguno.

Ahora Gmail cuenta con un mecanismo experimental para eliminar el envío justo después del último momento, un botón de pánico. Por el momento ya existe, pero no deja de ser experimental y por eso puede dejar de hacerlo en cualquier momento. Este botón es parte de la plataforma Google labs, una especie de banco de pruebas en la que los usuarios más intrépidos pueden probar funciones especiales.

Para activar este “botón rojo” tenemos que acceder a la plataforma desde nuestra bandeja de entrada de Gmail. Para ingresar nos dirigimos a la tuerca que aparece en la parte superior derecha de la pantalla, pinchamos sobre ella y seleccionamos la opción “configuración” que aparece en el menú que se despliega.

Una vez en el panel de configuración buscamos la opción “labs“. Está en la parte superior de la pantalla, en un tamaño reducido. También se encuentra y funciona la opción si tenemos Gmail en español.

Una vez aquí encontraremos varias opciones experimentales, no sólo la posibilidad de cancelar el envío, sino también otras herramientas para marcar correos como leídos, poner el chat en la parte derecha y otras más, una de las opciones se llama “deshacer el envío”, y para activarla sólo hay que hacer clic en el botón “habilitar” que encontramos a la derecha. Es importante después de hacerlo presionar en “guardar cambios” antes de cerrar el menú, ya que de lo contrario no se activará el servicio.

Una vez activado el servicio es bastante sencillo. Cada vez que enviemos un correo electrónico nos aparecerá en la parte superior de la pantalla un mensaje en amarillo con un mensaje que dice “deshacer“. Si pulsamos en ella el correo no se enviará al destinatario.

Al pulsar en “deshacer” el correo pasa directamente a la carpeta de “borradores“, para que podamos hacer los cambios necesarios o eliminarlo definitivamente. El botón nos da un breve tiempo para presionarlos y luego desaparece aproximadamente cinco segundos después de enviar el correo.

Esta opción puede ser de gran ayuda para no enviar nada de lo que nos pudiéramos arrepentir. No obstante es una herramienta experimental que puede desaparecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada