jueves, 26 de diciembre de 2013

El año del Selfie

Selfie: una fotografía tomada por uno mismo que normalmente se realiza con un smartphone o una webcam para compartirla después en una red social. La autofoto es, desde el pasado 19 de noviembre, la palabra del año para el diccionario Oxford. Un vocablo cuya traducción más acertada al español es, según el propio diccionario, “autorretrato postureo”, pero la mayoría nos quedamos con “selfie”.

Aunque la palabra selfie nació hace más de una década cuando un australiano lo escribió por primera vez en su blog en 2002, ha sido en el último año que hemos utilizado la palabra un 17.000% más que en 2012. Nadie se ha librado del selfie, ni el Papa Francisco, ni Barack Obama.

DATOS CURIOSOS DEL SELFIE

Una nueva forma de arte. Con el objetivo de mostrar “desde confesiones poéticas en internet a comentarios humorísticos y retratos experimentales new age” la feria Moving Image de Londres inauguró en octubre la National #Selfie Portrait Gallery. Una galería efímera de 19 artistas europeos y de EEUU que trasladaron sus pulsiones artísticas al arte de hacerse autofotos.

Cuestión de ética. Existe un manual de ética del ‘selfie’. Mucho se ha comentado en Internet sobre qué tipo de ‘selfies’ son de buen gusto o no y cómo el ego digital puede pasar la línea del mal gusto.

Ya existe el líder del movimiento ‘selfie’. Benny Winfield. Desde el pasado mes de julio este norteamericano sube a su cuenta de Instagram su selfie diario (y enigmáticamente sonriente). Un experimento que cuenta con más de 190.000 seguidores y que ya ha conseguido que hasta el New York Times lo siga.

Triunfo del #feministselfie. Muchos creen que las autofotos son el último signo de degradación de la especie. En Jezebel, una de las web femeninas más leídas de la red, una redactora aseguró que las mujeres que comparten selfies en sus redes sociales en realidad están buscando ayuda y que tienen una baja autoestima porque en el fondo, “lo que importa es que si el resto del mundo cree que eres guapa”. El contragolpe estaba asegurado. Muchos internautas se rebelaron contra el artículo colgando selfies bajo el hashtag #feministselfie.

Guía práctica para salir bien en las fotos

¿Salir bien en cualquier foto? Existen trucos y tutoriales locos, aunque sorprendentemente efectivos, para lograr unos selfies sin filtros y sin defectos.

Salir bien en fotos no es fácil, en realidad es un don. Y en plena era de selfies, la fotogenia es cada vez más necesaria. ¿Qué mortal quiere salir mal en una foto “tageada” en Facebook? Lo que más quieres es desetiquetarte y, si es posible, eliminar la foto o al fotógrafo. Pero todo tiene solución.

Cuida tu mirada. El popular videotutorial en el que el entusiasta fotógrafo neoyorkino Peter Hurley comparte revela que el secreto para salir alucinante en cualquier foto son los párpados. Lo ha llamado ‘squinching’ y consiste en entornar los ojos: “reducir la distancia entre la pupila y el párpado inferior para crear confianza en el espectador”. Con el squinching, se levanta el párpado inferior hasta llegar a la mitad del ojo, pero el superior se baja sólo un poco. Hurley acompaña su teoría con numerosos ejemplos de personas a las que ha fotografiado con y sin ‘squinch’, y la diferencia es notable.

Cero papada. Hurley también aconseja, con otro video tutorial, que para una papada perfecta, mirando de frente o de perfil, adelanta tu cabeza unos centímetros para acercarla a la cámara y levanta un poco la barbilla. Te sentirás como ET, pero según el fotógrafo, no sólo evitas el efecto papada, sino que adquieres una pose sexy y segura de ti misma. La famosa fotógrafa, ilustradora y escritora francesa Garance Doré comparte en su blog varios trucos prácticos e infalibles: el ‘selfie’ perfecto se hace en interior, con la cara hacia la fuente de luz (es decir, la ventana), mejor por la mañana, mirando por encima de los hombros y procurando que la cámara esté sobre ti, para levantar tu cara hacia ella consiguiendo que se vea bien definida la forma de tu barbilla.

Las tops revelan sus secretos. La top y empresaria Tyra Banks también ha revelado el secreto mejor guardado de las modelos. Las tops se reconocen por una gestualidad encriptada propia: el ‘smizing’, que, según explicó Banks en su programa de televisión America’s Next Top Model, consiste en sonreír con los ojos, pero con toda una coreografía previa que incluye carcajadas e inclinación de barbilla. Incluso ha lanzado una app que no sólo ofrece las pautas de la modelo para conseguir ese efecto, también retoca tus fotos para que puedas aplicar la revolucionaria técnica.

Estandariza tu pose. La modelo Lily Allen abusa del ‘teeging’: sonreír enseñando la fila de dientes superiores, pero apoyando la lengua en ellos, casi sin enseñarla. Las hermanas Olsen patentaron el ‘pruning’ (mirada más o menos sexy con la boca seria y entreabierta, poniendo algo de morritos) y la mismísima Liz Taylor ladeaba ligeramente la cabeza en diferentes ángulos para evitar asimetrías.

Para atraer al sexo opuesto. La web de contactos OkCupid realizó una encuesta y descubrió que las mujeres que posan realizando un contacto visual directo combinado con una expresión flirteante tendían a recibir muchos más correos que las que tenían esa pose provocativa, pero no miraban a la cámara. Y si además sonreían, tenían toda la atención.

¿Y si no eres fotogénica? Si simplemente no puedes sacarte un buen selfie, la web Todo el mundo es fotogénico, obra del fotógrafo Jacques-Jean Tiziou, te enseñará a hacerlo. “Ya tienes un aspecto genial, sólo quieres que también se vea en las fotos. Y el truco es éste: no te estreses, diviértete y busca un buen fotógrafo”. Porque para Tiziou todo el peso recae sobre él. “Es perfectamente normal y sano sentirse incómodo frente a una cámara. Cuando alguien ve una foto mala suya, empieza a juzgar su apariencia y su propia valía negativamente. Empieza a pensar en sí mismo como alguien no fotogénico, así que la siguiente vez que vea una cámara estará asustado y, por tanto, volverá a salir mal: es el ciclo de la antifotogenia”.

QUICKIE

Para mejores resultados aplica tu maquillaje en luz natural. Y recuerda: más maquillaje no es mejor frente a la cámara. Aplica base y corrector donde se necesita y deja otras áreas libres para un look natural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada