jueves, 7 de noviembre de 2013

La explicación de la salida a bolsa de Twitter

La esperada salida a bolsa de Twitter, la famosa plataforma de «microblogging» que se ha convertido con los años en uno de los lugares predilectos de los usuarios para consultar noticias e información, ha comenzado su cuenta atrás. Un día antes, la empresa desplegó todas sus armas describiendo los próximos retos a los inversores. ¿Conseguirá ser rentable?

Queramos o no, le precede la experiencia de la salida a bolsa de la red social de Facebook hace año y medio. Los rumores, las expectativas y la posterior caída en bolsa del gigante de las redes sociales, que le ha costado un año recuperar, han sembrado un precedente muy difícil de olvidar. Para que se le relacione lo menos posible con Facebook, han optado por una estrategia de salida a bolsa totalmente diferente, menos publicidad, mejor comunicación y otro mercado, el de Nueva York (NYSE) en vez de NASDAQ.

Todas las empresas tienen que pasar por un mismo proceso de financiación para conseguir capital destinado principalmente a mejorar el crecimiento. Durante una primera fase el capital suele llegar de fondos privados, pero llega un momento que debido al tamaño de la empresa y las necesidades de financiación, es necesario hacer un IPO, o lo que es lo mismo, una oferta pública de acciones. Así que, el paso que ha dado Twitter ahora es bastante lógico y consecuente con el momento en el que se encuentra la empresa, y los competidores que tiene alrededor.

Las acciones de Twitter se van a ofrecer en el momento de la salida a un precio de 26 dólares por acción, lo que supone una valoración de empresa de 14.200 millones de dólares. Las empresas de internet se valoran sobre todo basándose en el número de usuarios o en los ingresos, pero como le ocurre en casi todos los servicios del estilo de Twitter, los ingresos no son lo más llamativo de sus números, por lo que en lo que hay fijarse más en métricas como el número de usuarios registrados, la frecuencia de uso, el alcance o el número de mensajes que se publican.

Todas estas cifras sobre el uso y el número de usuarios lo que crean es una expectativa de generar ingresos en el futuro, en cuando encuentren un modelo de negocio rentable, ya que el público ya lo tienen. Ahora mismo Twitter cuenta con 232 millones de usuarios, una buena cifra, pero no es la plataforma que más usuarios tiene, Facebook por ejemplo, tiene cerca de 1.200 millones de usuarios y la red de mensajería móvil WhatsApp 350 millones.

Y es que la historia de Twitter como empresa ha tenido una evolución mucho más lenta de la que tubo Facebook, su expansión y penetración entre los usuarios ha ocurrido paulatinamente en un proceso que ha llevado tiempo. Esta progresión positiva constante, también, es muy posible que dé confianza y seguridad a muchos de los que estén pensando en invertir.

Aunque Twitter está mejorando constantemente su nivel de ingresos, todavía no obtiene beneficios. El año pasado cerró el año con 80 millones de dólares de pérdidas y en lo que lleva de existencia lleva acumuladas pérdidas por el valor de 480 millones de dólares. La compañía todavía tiene que recorrer un largo camino para encontrar su modelo de negocio y demostrar que puede ser rentable, y eso sin perder sus 232 millones de usuarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada