lunes, 11 de noviembre de 2013

Detección temprana de intenciones de suicidio según los comentarios en Twitter


Existen muchas historias de acoso por Internet y de suicidio como consecuencia de dicho acoso, lamentablemente son numerosas, y bastantes veces, cuando la persona ya está muerta, se descubren indicios delatadores de sus intenciones en aquel tuit extraño que envió pocos días antes de su suicidio, o en aquel comentario sombrío que dejó en su cuenta de Facebook. Un nuevo estudio ofrece esperanzas de que las redes sociales puedan ser usadas como un medio en el que rastrear señales de alerta temprana de que una persona va a suicidarse, y gracias a ello poder impedirlo a tiempo.

La investigación, realizada por el equipo de Christophe Giraud-Carrier, experto en computación de la Universidad Brigham Young, en Utah, Estados Unidos, se centró en Twitter. Se examinó, mediante algoritmos especiales, un vasto conjunto de tuits, procedentes de los 50 estados de dicha nación, y correspondientes a un periodo de tres meses. Analizando millones de tuits, sus algoritmos buscaron comentarios directos sobre el tema del suicidio, así como palabras clave y frases asociadas con factores de riesgo conocidos, tales como el acoso escolar.

“En las redes sociales, los niños a veces dicen cosas que no dirían en persona a un adulto ni a un amigo”, apunta agudamente Giraud-Carrier.

Los investigadores encontraron 37.717 tuits realmente preocupantes de 28.088 usuarios, para los cuales se tenía alguna información sobre su ubicación. Lo más significativo es que la tasa de tuits inquietantes sobre el tema del suicidio originados en cada estado estaba fuertemente correlacionada con la tasa de suicidios reales de cada estado en cuestión.

El suicidio es una tragedia que a veces se gesta de manera pública, aunque no siempre perceptible, en las redes sociales. Saber detectar esos indicios en tuits o en otras comunicaciones de personas en tales redes podría ayudar de manera significativa a evitar suicidios, tal como afirma Christophe Giraud-Carrier, aquí retratado.

En Alaska, que tiene la tasa más alta de suicidios en Estados Unidos, los investigadores identificaron a 61 usuarios de Twitter como personas en situación de riesgo. En Texas, donde la tasa de suicidio es algo menor, pero la población es significativamente mayor, se identificó a más de 3.000 usuarios de Twitter como sujetos de riesgo. En Utah, el estudio identificó a 195 usuarios de Twitter que podían estar en riesgo.

La idea de usar las redes sociales como complemento de lo que ya se hace para la prevención de suicidios resulta prometedora, sobre todo en el caso de Twitter, donde sería más fácil debido a que la mayoría de los tuits son visibles para el público y abiertos a respuestas.

En la investigación también han trabajado Carl Hanson, Josh West, Jared Jashinsky, Scott Burton y Trenton Argyle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada