lunes, 14 de octubre de 2013

Nuestra seguridad en las redes sociales

Las redes sociales en Internet se han convertido en un verdadero éxito donde millones de internautas comparten información de forma diaria. En estas redes podemos interactuar con amigos con los que perdimos contacto hace mucho tiempo, compañeros del trabajo, de clase y también podemos conocer a nuevas personas. Existen herramientas en estas redes sociales para poder realizar, en las mismas, campañas de marketing y publicidad aprovechando la gran convergencia de usuarios.

Al ser estas redes sociales tan populares también atraen a delincuentes que buscan la forma de aprovechar esta gran cantidad de información. Como lo dijimos en anteriores oportunidades el eslabón más débil en la cadena de seguridad es el mismo usuario. En el caso de las redes sociales son los mismos usuarios que publican información sensible que pone en riesgo su seguridad. Veamos a qué información nos referimos.

Muchas personas publican fotos de sus hijos y bebes cuando ellos realizan ciertas actividades en la casa, se recomienda no publicar fotos de niños con poca ropa, aunque usted no lo crea en estas redes sociales abundan muchos pedófilos que pueden utilizar sus fotos de una forma inapropiada.

Intente no publicar fotos que brinden información sobre lugares que frecuentan sus hijos o usted mismo. Son muy comunes las fotos del colegio donde incluso ponemos el horario de salida de nuestros hijos. ¿Con estos datos no cree que alguien puede realizar un seguimiento y conocer sus hábitos?

No publique información acerca de sus vacaciones o fechas en las que se ausentara de su casa. Muchos usuarios publican fotos de sus nuevas adquisiciones como su Smart TV y también anuncian que el fin de semana se irán de viaje. ¿No cree que esto es una invitación para que entren a robar a su casa? Como dato extra algunos también publican la foto de su casa, solo para que estemos seguros de que casa se trata.

Miles de usuarios pasan estos consejos de forma inadvertida y piensan que nunca les pasará ya que no son personas públicas que puedan llamar la atención de ciber delincuentes, pero eso es solo una falsa sensación de seguridad. No existe un programa informático que pueda eliminar o disminuir los riesgos de seguridad, es el mismo usuario que debe prestar atención a estos factores.

Nuestras abuelitas nos decían que no debíamos hablar con extraños, en el caso de las redes sociales debemos seguir el mismo consejo ya que no sabemos qué persona está sentada al otro lado de la computadora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada