jueves, 3 de octubre de 2013

Facebook: ellas hablan de amor y ellos de sexo

Donde ellas escriben "amor", ellos escriben "follar". Un hombre no emplea las mismas palabras que la mujer, ni un joven tiene las mismos preocupaciones que un adulto. Por si faltaban pruebas, lo han comprobado investigadores de la Universidad de Pensilvania estudiando millones de palabras en Facebook.

El trabajo Personality, Gender, and Age in the Language of Social Media: The Open-Vocabulary Approach (Personalidad, género y edad en el lenguaje de los medios sociales: El enfoque del vocabulario abierto) fue realizado por 11 investigadores, dirigidos por H. Andrew Schwartz.. Según él es el mayor estudio por su amplitud de campo, de lenguaje y de personalidad, y ha sido publicado en Plos One.

El estudio se centró en el lenguaje empleado por 75.000 voluntarios de Facebook, 15,4 millones de mensajes y 700 millones de palabras. A diferencia de otros trabajos, la singularidad de este es que se hizo con "vocabulario abierto", es decir que no se partió de un listado de palabras para luego contabilizar las más usadas.

Aparte de lo más fácil, como adivinar el sexo en el 92% de los mensajes o la edad (con un margen de error de tres años) en la mitad de las ocasiones, se descubren o confirman las diferencias de lenguaje entre un sexo y otro y también en función de sus personalidades. Por ejemplo, la obsesión del hombre con "mi", y la prevalencia en la mujer del "tu".

En los gráficos sobre el lenguaje de uno y otro sexo, se aprecia cómo dominan en la mujer palabras como "amor", "compras", "familia", "cumpleaños" y..."mi pelo" (lo que demuestra la fiabilidad del estudio); en el hombre mandan "follar" en sus diferentes conjugaciones, "gobierno", "economía", "mierda", "mi mujer", "mi novia", "playstation" y "fútbol" (lo que también confirma la solvencia científica).

El objetivo del estudio no es descubrir cómo se escribe en las redes sociales, sino descubrir la personalidad y el estado emocional de las personas según la escritura en un medio personal, estudio que forma parte del Proyecto del Bienestar Mundial.

Al inicio del trabajo, los 75.000 voluntarios rellenaron un cuestionario para ser encasillados entre cinco patrones de personalidad, del extravertido al introvertido, pasando por el neurótico. Hay resultados obvios, como que el extravertido habla más de fiestas y el neurótico de depresiones, pero otras más curiosas, que solo se pueden descubrir con un vocabulario abierto, como la relación entre el introvertido y el "manga" japonés y el menos neurótico con "vacación" o "iglesia".

Lenguaje, temas y obsesiones también son muy diferentes según la edad. Los investigadores crearon cuatro grandes grupos. Las palabras más habtiuales en los mensajes de los menores de 18 años se refieren al colegio y a los deberes; entre los de 19 y 22 años triunfa el sexo y la preocupación por los exámenes; a partir de aquí comienza la preocupaciópn por el trabajo, la oficina, y la bebida; y de los 30 años en adelante, familia, hijos y amigos ocupan el centro de los mensajes, es decir la importancia de la familia y la amistad a medida que se aumenta la edad, aunque los investigadores matizan su conclusión con el hecho de que los mayores aun entran poco en las redes sociales.

“Cuando me pregunto", dice Martin Seligman, uno de los autores del estudio, “‘cómo es un extrovertido? ¿Cómo se siente una chica o neurótico o una persona mayor de 70 años? Todas estas palabras clave me acercan a la cuestión más que cualquiera de los estudios existentes".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada