lunes, 2 de septiembre de 2013

¿Cómo saber si tu cuenta de Gmail ha sido hackeada?


Gmail es uno de los servicios gratuitos de correo electrónico más utilizados en todo el mundo. Millones de usuarios utilizan este servicio de forma diaria, esta popularidad del servicio sin duda ha atraído a ciber delincuentes y hackers. Si hackeannuestra cuenta de Gmail nos arriesgamos a perder datos importantes, que nos roben información personalo que utilicen esta cuenta para robar o estafar a nuestros contactos entre otras cosas. Por estas razones esmejor estar prevenidos en el caso de que ocurriese algo así. Nuestras cuentas de correo electrónico almacenan cantidad de información sensible, tanto de origen personal como profesional e incluso tarjetas de embarque de vuelos. Si sospecha que pueden haber hackeadosu cuenta de Gmail, hay variosmétodos para poder comprobarlo.

Lo primero que debemos hacer ante la sospecha de que alguien haya utilizado nuestra cuenta es cambiar la contraseña, pero un detalle muy importante, hay que cambiar la contraseña desde la web oficial de Google.com. Una vez completado este paso, podemos averiguar si nuestra cuenta ha sido atacada o si solo fue una simple sospecha. Si bajamos hasta la parte inferior de la ventana de Gmail, justo donde termina la lista de correos veremos una línea donde pone la última conexión que hemos realizado, si pulsamos en “Información detallada” podemos obtener una relación de todas las conexiones que se han hecho en nuestra cuenta. En la ventana emergente podemos ver el tipo de dispositivo desde donde iniciamos sesión, la hora y también la ubicación acompañada de la dirección IP. Si por ejemplo vemos que se ha iniciado sesión desde otro país o desde un dispositivo desconocido, nuestras sospechas se confirman.

Otro punto que puede revelar actividad sospechosa son los filtros. Muchas veces los hackers crean reglas para que nuestros correos se desvíen a otras cuentas y así no nos llegan a nosotros. Si pulsamos el icono del engranaje y entramos en el apartado “Configuración”, veremos que hay una pestaña llamada Filtros. Dentro de esta opción podemos comprobar si hay algún tipo de filtro extraño que no hayamos creado nosotros mismos, en el caso de encontrar algo raro habría que desactivarlo inmediatamente. Recordamos que lo primero de todo es modificar la contraseña ya que de lo contrario, por más precauciones que tomemos, nuestra cuenta seguiría estando expuesta. Recomendamos cambiar nuestra contraseña de forma periódica y no mantener la misma durante mucho tiempo. No sólo existe el peligro de que un hacker robe nuestra información, también es posible que iniciemos sesión en unacomputadora publica y olvidemos cerrar la sesión al terminar.

Por último, Google ofrece una opción llamada “Autentificación” en dos pasos enque añade un nivel de seguridad mucho más elevado a nuestros inicios de sesión y hace prácticamente imposible que nadie pueda acceder a nuestra cuenta. El sistema consiste en que iniciamos sesión con nuestra contraseña y automáticamente Gmail nos envía un código a nuestro smartphone, lo introducimos y ya podemos acceder a la cuenta. Toma un poco más de tiempo pero incrementa nuestra seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada