Redes Sociales

domingo, 7 de julio de 2013

DESAPARICIONES Las redes sociales son aliadas para esclarecer casos

Sólo entre enero y mayo de 2013 se reportaron 229 desapariciones de adolescentes en Cochabamba, que huyeron de sus casas por problemas familiares, sentimentales y bajo rendimiento académico, según los datos de la División de Trata y Tráfico de Personas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

Más de 200 de ellos fueron localizados a través de las redes sociales como el Facebook. Según la responsable de la División de Trata y Tráfico, Lizeth Torres, el 50 por ciento de los adolescentes desaparecidos son encontrados a través del Internet en cuestión de horas o días.

Explicó que muchos de los adolescentes desaparecidos quizá no serían encontrados si no fuera por la difusión de sus casos a través de las redes sociales. “El Facebook es imprescindible para que nosotros encontremos a los adolescentes, porque ahora ellos están muy relacionados con la tecnología; creo que si no hubiera sido por esta red, muchos de nuestros casos no se hubieran esclarecido”, dijo Torres.

Debido a la eficacia de las redes sociales, la Felcc ha incluido el Facebook como una herramienta para la búsqueda de personas. “Cuando un caso es reportado, nosotros realizamos las averiguaciones correspondientes. Lo primero que hacemos es encontrar a sus amigos y al enamorado que están en sus contactos de Facebook, cuando ellos se enteran nos ayudan a encontrar a la persona a través de publicaciones de fotos o texto, que sus contactos vuelven a replicar, e incluso cuando algunos de los contactos del adolescente desaparecido logran hablar con él”, afirma Torres.

La División de Trata y Tráfico recurre al Facebook para encontrar a los adolescentes, debido a que es una fuente importante de información, pero fue desde 2012 que se obtuvieron mejores resultados con más del 30 por ciento de casos resueltos.

El consultor de Tecnologías de Comunicación e Información (TIC), Marcelo Durán Vázquez, comentó que el informe de la Policía es “completamente válido”, porque las redes sociales tienen un alto índice de reproducción.

“Un determinado mensaje es más difundido y visto en las redes sociales, que un afiche pegado en la calle, donde el mensaje se olvida en pocos segundos”.

Dijo que, en Bolivia, los adolescentes y jóvenes, de entre 14 y 24 años de edad, están conectados a Internet entre tres y cinco horas diarias, lo que significa que hay una mayor exposición a la imagen, por lo tanto, existe una mayor capacidad de difusión de algún mensaje a través del vínculo que existe con un determinado contacto en las redes sociales.

Según el experto, las redes sociales multiplican la difusión de los contenidos por su estructura de difusión; por lo tanto, la capacidad de reproducción de mensaje dependerá de la capacidad de comprometer al usuario para compartir, comentar o gustar de una imagen.

En ese sentido, si la imagen corresponde a un aviso de búsqueda de personas, puede tener un efecto mayor que la publicación en diarios o afiches, porque es compartido en tiempo real por los usuarios de las redes sociales.

Durán informó que entre nueve y 10 personas hacen clic en una determinada imagen, porque alguien se los ha sugerido; no porque la imagen haya aparecido. Por lo que, la motivación es importante.

SEGÚN LA FELCC

Menores huyen con su pareja

La División de Trata y Tráfico de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) señaló que el 75 por ciento de los adolescentes huye de sus casas por razones sentimentales, el 20 por ciento por maltrato familiar y el 5 por ciento por motivos desconocidos.

De los 229 casos reportados entre enero y mayo de este año, más del 90 por ciento de los adolescentes han sido encontrados. Sin embargo, las estadísticas se incrementan a fin de año, cuando los padres conocen los resultados del rendimiento escolar. “Recibimos dos casos por día; pero, en diciembre llegan hasta cuatro por jornada”, dijo la investigadora de la Felcc.

El 80 por ciento de los adolescentes que se van de su casa tienen entre 14 y 17 años de edad. Por ello, corren el riesgo de caer en redes de trata y tráfico.

La investigadora instó a los padres a ser “amigos” de sus hijos, dedicarles tiempo y confiar en ellos. “Muchos padres llegan hasta Felcc para denunciar la desaparición de un hijo y aseguran que el mismo es: tranquilo, que no bebe y que no sale. Pero, cuando se investiga se revela todo lo contrario y los padres nunca estaban enterados”, dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada