lunes, 10 de junio de 2013

Cómo trabajar en la versión anterior de Gmail

Google se encuentra renovando constantemente sus servicios. En el caso de su gestor de correos electrónicos paso lo mismo. La semana pasada se presentó el nuevo diseño de la bandeja de entrada de Gmail. En el nuevo diseño el gestor tendría varias pestañas que clasificarían el correo entrante dependiendo su origen. Sin embargo, y consientes de la resistencia al cambio que presentan miles de usuarios, existe la opción de volver hacia atrás a la anterior presentación.

La nueva versión de Gmail ya está habilitada para muchos usuarios, aunque estos no han sido informados por el momento. ¿Cuál es la principal modificación? Gmail proporcionará diferentes bandejas de entrada dependiendo de dónde provenga el correo electrónico entrante. Por ejemplo: redes sociales, fotos, promociones, etc.

Para poder activar la nueva vista, el cliente deberá hacer sobre el icono de configuración que está situado bajo la foto de perfil. Allí se desplegará una ventana emergente donde existen diferentes opciones. La que interesa en este momento es la que indica «Configurar recibidos». Tras hacer clic aquí, el cliente únicamente tendrá que elegir qué pestañas quiere que aparezcan en el menú principal de Gmail.

Al aceptar los cambios hechos, el cliente podrá comprobar como el servicio online dará la bienvenida al usuario a la nueva versión y podrá experimentar cómo su bandeja de entrada está, ahora, clasificada dependiendo del origen de estos. Las diferentes categorías que se podrá elegir son: principal, social, promociones, notificaciones o foros.

Si el nuevo diseño no convence, es posible volver a configurar la cuenta para usar la anterior versión. Los pasos a seguir serán los mismos que si se quiere activar la nueva vista. Es decir: entrar en la configuración de la cuenta, pulsar sobre la opción «Configurar recibidos» y desmarcar las casillas que estén activadas, dejando únicamente la de principal, única pestaña que no podrá desmarcarse.

Tras volver a guardar los cambios hechos, el usuario podrá comprobar cómo su bandeja de entrada vuelve a cambiar de aspecto y retoma su diseño original; es decir: vuelve a estar presente una única bandeja de entrada activa con todo tipo de mensajes. De igual forma, otra de las maneras de cambiar el aspecto, es entrar en la configuración general de la cuenta de Gmail haciendo clic en el mismo icono bajo la fotografía de perfil y seleccionando la opción «Configuración».

En este caso, el servicio redirige a otra ventana donde poder configurar más parámetros de la cuenta como, por ejemplo, los diferentes filtros que se quieren aplicar, elegir el tema que muestre la ventana abierta, acceso a Google Labs para probar diferentes funciones en pruebas, y, por supuesto, poder configurar la bandeja de entrada. El menú que se enseña pulsando esta última opción es parecida a la del primer método pero con algo más de información. Eso sí, la opción que debe mostrarse en la primera casilla “Tipo de bandeja de entrada” debe indicar “Predeterminado”, posteriormente sólo será cuestión de volver a desmarcar las diferentes pestañas seleccionadas con anterioridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada