viernes, 10 de mayo de 2013

Redes sociales obstaculizan detección de acoso escolar

El ciberacoso irrumpió como un aliado silencioso del acoso escolar que lentamente "destruye" a niños en todo el mundo, sin que sus padres puedan detectarlo, alertó Marie France Hirigoyen, experta francesa en hostigamiento psicológico que participó este jueves en un congreso internacional en Montevideo.

"Es más difícil regular con internet porque cuando hay acoso escolar, la institución puede controlarlo, establece reglas, intenta vigilar, sanciona" pero "con internet es difícil encontrar un límite entre lo que viene de la escuela y lo que viene de afuera", señaló Hirigoyen a la AFP.

"No es violencia directa, visible, con peleas, es algo mucho más dañino, que destruye al niño a fuego lento", afirmó la psiquiatra, conocida por sus libros sobre acoso moral y que participa en la capital uruguaya en el Primer Congreso Internacional de Mobbing (acoso laboral) y Bullying (escolar). En abril, el gobierno de la provincia canadiense de Nueva Escocia (este) anunció su intención de combatir el ciberacoso entre los jóvenes protegiendo a sus víctimas y castigando a los culpables, cuyos instrumentos tecnológicos podrán ser decomisados.

La medida surgió como respuesta a la muerte de una adolescente, que falleció tras un intento de suicidio luego de un presunto ataque sexual y las burlas que esto desató en sus compañeros de clase, según su madre.

Redes sociales e imágenes sexuales

La difusión de una foto en redes sociales del incidente desencadenó el acoso moral de sus compañeros que la hostigaron durante meses y supuestamente le llevó a tomar la decisión de acabar con su vida.

El caso de la adolescente canadiense tuvo un desenlace extremo, pero cada día miles de jóvenes son acosados por sus compañeros luego de que videos humillantes e imágenes sexuales de ellos sean distribuidos por las redes sociales.

Esta realidad se refleja en un estudio realizado por el Pew Research Center que concluyó que uno de cada seis adolescentes estadounidenses de entre 12 y 17 años han recibido una foto o un video con desnudo -o semidesnudo- sexualmente sugerente de alguien que conocen.

Hirigoyen reconoce que el acoso en centros de estudio "siempre existió" pero que "cuesta mucho hablar de eso".

Las estadísticas señalan que a nivel mundial "alrededor de 10% de los niños sufren regularmente acoso escolar", según la experta que destacó que el mismo "equivale al acoso profesional, que no es muy diferente del doméstico (porque) uno tiene el poder y el otro tiene que sufrirlo, no tiene elección, está sumiso". Para la escritora "es posible" que el acoso escolar tenga alguna relación con casos en los que los jóvenes emplean extrema violencia contra sus compañeros, hasta llegar a matar, porque ese tipo de hostigamiento "si no es identificado puede perturbar gravemente a los alumnos y llevarlo o a manifestar violencia contra ellos mismos o a manifestar una violencia externa que explota".

Al principio "puede haber una pérdida de confianza, traumas sintomáticos, ansiedad, puede faltar a la escuela, haber dificultades, pero si el acoso se mantiene en el tiempo, podemos encontrar consecuencias graves como el estrés postraumático y ese estrés produce cambios en la personalidad, lo que puede conducir, aunque no siempre, a comportamientos violentos, defensivos".

En los últimos años, en algunas matanzas provocadas por jóvenes en centros de estudio -en su mayoría en Estados Unidos- se había detectado indicios de acoso escolar sufrido por los agresores.

Fuente: AFP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada