martes, 30 de abril de 2013

Francia no quiere a Yahoo controlando Dailymotion

No es la primera vez que el gobierno francés sale en defensa de los intereses de sus empresas nacionales del sector IT, ante las "invasiones" o "agresiones" extranjeras.

Con Google lleva mucho tiempo en un tira y afloja, planteando cobrarle una tasa por los beneficios que obtiene a cambio de usar los contenidos de sus medios de comunicación. A cualquier empresa de Internet que haga negocio a partir de los datos personales, también pretende cobrarles. Por defender lo nacional, hasta pretende que se sustituya "hashtag" por un vocablo en francés...

A quien ahora le ha tocado toparse con el muro institucional francés ha sido Yahoo. La compañía que dirige Marissa Mayer tenía intención de hacerse con el control de la web de vídeos Dailymotion ("el YouTube francés"), comprando a Orange-France Telecom un paquete mayoritario de acciones por valor de 200 millones de dólares. Pero según Le Monde, el gobierno francés ha decidido que no quiere a una multinacional americana controlando una de sus empresas más conocidas de Internet.

El Estado francés posee el 27% de Orange, y es a través de este control como ha vetado la operación. El ministro de Industria, Arnaud Montebourg, dejó bien claro que Dailymotion es uno de los estandartes tecnológicos franceses, y el gobierno no quiere dejar su control en manos de una compañía estadounidense.

Ahora bien, es el momento de preguntarse si ese proteccionismo en realidad está beneficiando o perjudicando a la compañía. En primer lugar, Daily Motion es una empresa de Internet, por lo que independientemente de su origen, necesita de la internacionalización, y el acuerdo con Yahoo habría sido un gran paso para ampliar fronteras en nuevos mercados.

Y en segundo lugar, a DailyMotion ahora le toca buscar otra fuente de financiación, si es que tiene intención de competir con YouTube (1.000 millones de usuarios únicos al mes, frente a los 116 millones de los franceses) y demás empresas del sector. Puede tratarse de dinero público, de otra inyección de Orange o de inversores privados.

Según el diario Les Echos, DailyMotion necesita alrededor de 50 millones de euros, que destinaría a proyectos de I+D, adquisición de derechos, desarrollo de filiales en el extranjero (España, Brasil, Japón...), mejoras tecnológicas para los dispositivos móviles, etc.

Y de fondo, queda otra cuestión aún más relevante: ¿no estará el gobierno francés espantando a cualquier inversor extranjero que se interese por una empresa de ese país? ¿No se convertirá ese afán por "proteger" a sus empresas en una medida perjudicial contra sus propios intereses?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada